Piden legisladores de Guerrero tregua a normalistas y maestros

Dijeron que los manifestantes han pedido el rumbo de la lucha que plantea recuperar a los 43 desaparecidos. Les ofrecen ser intermediarios para propiciar la instalación de una mesa de diálogo.
Héctor Apreza y Bernardo Ortega, líderes del Congreso de Guerrero.
Héctor Apreza y Bernardo Ortega, líderes del Congreso de Guerrero. (Rogelio Agustín Esteban)

Chilpacningo

La Comisión de Gobierno del Congreso local solicitó al magisterio disidente y la comunidad estudiantil de Ayotzinapa que establezcan una tregua para generar las condiciones de diálogo y reconciliación en el caso de los 43 desaparecidos en Iguala.

Los diputados Bernardo Ortega Jiménez, presidente de la Comisión de Gobierno; Héctor Apresa Patrón, coordinador de la fracción parlamentaria del PRI; Arturo Álvarez, del PEVEM y Emiliano Díaz Román, del Panal recorrieron las instalaciones del Congreso después de la incursión realizada por maestros disidentes y señalaron que la violencia no puede ser una sombra que acecha al estado todos los días.

Manifestaron que tras los acontecimientos registrados durante las últimas semanas maestros y estudiantes normalistas han perdido el rumbo de la lucha que plantea la recuperación de los 43 desaparecidos, lo que les ha generado la falta de apoyo de organizaciones que inicialmente les expresaron simpatía.

Aún así, manifestaron que el Congreso está dispuesto a fungir como interlocutor para propiciar la instalación de una mesa de diálogo en la que participen el gobierno federal, el del estado, los padres de familia, la comunidad escolar de Ayotzinapa y los organismos de derechos humanos interesados en el tema.

Para ello, pidieron que reconsidere la posibilidad de establecer una tregua que permita la distensión social y con ello condiciones mínimas para el diálogo, en el entendido de que lo principal en estos momentos es recuperar con vida a los 43 jóvenes desparecidos por la policía municipal de Iguala.

Independientemente de los pocos resultados que arrojan las investigaciones recordaron que el Congreso ha hecho lo que le corresponde, pues en su momento desaforó al ex alcalde José Luis Abarca, aprobó al licencia del gobernador Ángel Aguirre y nombró al interino Rogelio Ortega Martínez, además designó al alcalde sustituto de Iguala, Silvano Mandiola Pérez, por lo que el Congreso tiene elementos suficientes para asumirse como un interlocutor.