Policía Federal pide a PGR investigar trifulca con CETEG

Uno de los tres agentes secuestrados tras el enfrentamiento, fue trasladado a la Ciudad de México para ser operado por un derrame cerebral consecuencia de los golpes ocasionados por maestros.

Ciudad de México

La Policía Federal trasladó de urgencia a la Ciudad de México a uno de los tres agentes federales que esta madrugada fueron secuestrados por la CETEG, en Chilpancingo, Guerrero, ya que se encuentra grave como consecuencia de la golpiza que le propinaron los maestros.

Funcionarios de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) indicaron que el agente será intervenido quirúrgicamente porque sufrió un derrame cerebral que le provocó un coágulo.

Indicaron que la CNS ya solicitó la intervención de la Procuraduría General de la República (PGR) para iniciar las investigaciones correspondientes y se castigue a los responsables de atentar contra la vida de los uniformados.

Mencionaron que esta mañana, una vez que lograron ubicar a uno de los tres agentes secuestrados, éste ofreció "las coordenadas" donde se encontraban sus dos compañeros.

Los elementos de la Policía Federal se trasladaron a la calle de Insurgentes, en la citada localidad, donde comenzaron a negociar la liberación de sus compañeros, pero cinco agentes fueron atropellados por una camioneta.

De los cinco federales, dos fueron hospitalizados; su vida no corre peligro. En tanto, los otros dos federales secuestrados continúan en un nosocomio del ISSSTE.

Los funcionarios de la CNS volvieron a reiterar que sus agentes no consumieron alcohol como quiere hacer creer la CETEG, pues así lo demuestran los dictámenes toxicológicos que se les ha practicado.

Subrayaron que los integrantes de la CETEG atacaron a los federales, a quienes golpearon.