Piden pobladores de la Sierra de Guerrero que haya Policía Rural

Representantes de 12 poblaciones se reunieron con el subsecretario Asuntos Políticos del estado y alertaron del abandono que hay en la zona del Filo Mayor, lo que es una bomba de tiempo.

Guerrero

Representantes de 12 pueblos de la sierra solicitaron al gobierno federal que atienda lo que ocurre en la zona del Filo Mayor, antes de que ahí se genere un ambiente similar al que actualmente se padece en el estado de Michoacán.

La mañana del lunes 13 de enero, representantes de comunidades como Filo de Caballos; Campo de Aviación, Los Morros, La Escalera, Puentecillas, El Mirabal, La Laguna, Carrizal, La Felicidad, El Naranjo, La Torre de Camotla y Tres Cruces se reunieron con el subsecretario de Asuntos Políticos del Gobierno estatal, Misael Medrano Baza.

Arturo López Torres, representante de Filo de Caballos señaló que la reunión concluyó sin ningún acuerdo, aunque aprovecharon para informar al funcionario que la zona del Filo Mayor nuevamente quedó abandonada.

Entre septiembre y octubre de 2013 se registraron varios enfrentamientos entre grupos del crimen organizado en dos comunidades de la zona: Filo de Caballos y Campo de Aviación, ambas pertenecientes al municipio de Chichihualco.

En esos enfrentamientos se reportó el saldo de 50 muertos y por lo menos 25 desapariciones, lo que motivó que los habitantes de los pueblos afectados comenzaran a preparar un movimiento de autodefensa.

Sierra arriba, en comunidades de Tlacotepec y San Miguel Totolapan hubo incursiones de grupos armados que desplazaron temporalmente a más de dos mil personas hacia las cabeceras municipales.

El 25 de octubre, representantes de 17 pueblos de los municipios de Chichihualco y Zumpango cerraron la carretera federal que va hacia la Sierra Madre del Sur, exigieron el envío de fuerzas de seguridad y anunciaron la creación de grupos de autodefensa en caso de no recibir el apoyo correspondiente.

A partir del cierre de la carretera durante 48 horas, el gobierno estatal envió tres grupos de la Fuerza Estatal (FE), en tanto que los comisarios iniciaron un proceso encaminado a incorporarse a la Policía Rural que creó el Congreso local.

El representante de Filo de Caballos señaló que hace dos semanas los tres grupos de la FE regresaron a Chilpancingo sin avisar, desde entonces los pueblos de la sierra volvieron a quedarse sin resguardo.

El nombramiento y capacitación de la Policía Rural es incierto, pues en el Gobierno estatal todavía no culmina la redacción del reglamento interno que habrá de regir la vida interna del nuevo cuerpo policíaco.

No cubrir con personal de seguridad la zona, de acuerdo a los comisarios representa un riesgo latente de que la violencia resurja, sobre todo cuando esa es la zona de mayor producción de amapola y marihuana en la entidad.

"Yo creo que lo único que está esperando el gobierno para atendernos es que se presente otra matanza. Que haya más muertos para que otra vez volteen los ojos y digan ahora sí, ahí vamos", lamentó López Torres.

Advirtió que la sierra es una bomba de tiempo, pues en ella hay 50 comunidades abandonadas que pertenecen a varios municipios, entre ellos Chichihualco; Zumpango, Chilpancingo, Tecpan, San Miguel Totolapan, Coyuca de Catalán y Petatlán.