Pide titular de Sedesol en Guerrero votar por despenalización del aborto

La perredista Beatriz Mujica Morga reprochó que los diputados locales rechacen la iniciativa para la despenalización del aborto por chantajes o cálculos electorales.
El Congreso de Guerrero recibió la propuesta para despenalizar el aborto
El Congreso de Guerrero recibió la propuesta para despenalizar el aborto (Rogelio Agustín Esteban)

Ciudad de México

La titular de la Secretaría de Desarrollo Social de Guerrero, Beatriz Mujica Morga, reprochó que los diputados locales rechacen la iniciativa para la despenalización del aborto por chantajes o cálculos electorales.

En Chilpancingo, la funcionaria dijo que no se puede tratar a las mujeres como "discapacitadas mentales o menores de edad que no saben decidir sobre su cuerpo".

La funcionaria opinó que, en este momento, el punto importante son los derechos reproductivos de las mujeres, por lo que advirtió "mañana puede ser la resistencia a garantizar nuestros derechos políticos, y la participación igualitaria en los cargos de representación popular".

Informó que en su calidad de consejera nacional del PRD ha pedido al dirigente nacional de este partido, Jesús Zambrano Grijalva, que revise la actuación de los diputados guerrerenses y se actúe conforme a corresponda.

Opinó que en el partido no se debe permitir que haya diputados dudosos de su compromiso y obligación respecto a garantizar los derechos plenos a las mujeres.

También dijo que se ha reunido con los consejeros estatales para abordar el tema, bajo el argumento de que " cuando la ciudadanía votó por el PRD, lo hizo porque abandera causas progresistas".

Ante la amenaza de la diputada local Ana Lilia Jiménez Rumbo, presidenta de la comisión de Equidad de Género en el Congreso local, en el sentido de renunciar al PRD a partir de la polémica generada por su postura en el tema, Mujica Morga expresó que está en todo derecho de hacerlo, pues en el partido no cabe nadie que no estuviera en favor de los derechos humanos de las mujeres.

"Cuando decidimos participar en la política en alguna expresión, en la izquierda, en el centro o en la derecha, lo hacemos a sabiendas de cuáles son los principios", aseveró.

Dijo que la diputada no puede estar en un partido de izquierda, dar a conocer políticas de izquierda y comportarse como una legisladora de derecha.

Reprochó que los diputados locales de todos los partidos vean a las mujeres como discapacitadas mentales o como menores de edad, pues en sus argumentaciones las manejan como personas sin la inteligencia necesaria para decidir sobre su cuerpo.

Opinó que las mujeres no pueden tomarse como ciudadanas de segunda, por lo que hizo un llamado al "voto razonado de las y los diputados del Congreso estatal para que no cedan a chantajes, ni a tentaciones electorales".

"Lo que está en juego en Guerrero, como hace 60 años -cuando se legisló sobre el derecho al voto de las mujeres- es el reconocimiento de que las mujeres no somos discapacitadas mentales, que así como elegimos a nuestros gobernantes, así también podemos decidir sobre nuestro cuerpo", complementó.

Dijo que los programas de Desarrollo Social federales no pueden restringirse a mujeres con cierto número de hijos cuando no se ha legislado para que las mujeres tengan acceso a decidir sobre el control familiar.

Recalcó que esta discusión en el congreso no tiene que ver con que si las mujeres abortan o no, sino con que las mujeres tengan el derecho a decidir sobre su cuerpo sin ser criminalizadas.

"Las mujeres merecemos ser tratadas como mujeres pensantes, con sentimientos, con valores, como seres humanos que vamos a tomar decisiones muy razonadas y no a la ligera".

Pidió que los legisladores pongan en el centro de las decisiones a las mujeres, no intereses o prejuicios.