Pide gobierno de Oaxaca tregua en caso del Santuario de Juquila

Para evitar nuevos altercados el gobierno estatal se ofreció como administrador voluntario. El Subsecretario de Desarrollo Político del estado dijo que buscará agotar el diálogo para dirimir los ...
Santuario de la Virgen de Juquila.
Santuario de la Virgen de Juquila. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

El gobierno de Oaxaca convocó a una tregua a los grupos que se disputan el control del "Pedimento" del Santuario de la Virgen de Juquila, a fin de marcar un cese al fuego y las hostilidades entre grupos.

El subsecretario de Desarrollo Político dependiente de la Secretaría General de Gobierno estatal, Carlos Santiago Carrasco, afirmó que se buscará agotar el diálogo para dirimir los derechos de propiedad comunal con los religiosos.

Incluso, y para evitar nuevos altercados, el gobierno se ofreció como administrador "voluntario de buena fe", temporalmente a fin de fungir como órgano vigilante de los recursos ingresados y facilitar las condiciones para la firma de un nuevo acuerdo de conciliación entre las dos partes.

Indicó que las autoridades estatales, buscan que "El Pedimento" siga funcionando normalmente, refiriendo que se ha establecido un operativo de seguridad para resguardarlo y evitar una nueva ocupación violenta por parte de grupos ajenos.

Detalló que el operativo también busca cuidar la integridad de los peregrinos durante el periodo de la Semana de Santa y de Pascua.

El Pedimento hasta hace dos semanas se encontraba bajo control de un grupo representativo de los cinco barrios de Santa Catarina Juquila, -quienes querían utilizar los fondos que se recaban para mejorar la infraestructura de su demarcación-, sin embargo la autoridad comunal reclamó su posesión intentando recuperarlo de forma violenta, con un saldo de un muerto y tres heridos.

En tanto el presidente municipal de Santa Catarina Juquila Manuel León, afirmó que para poner fin al conflicto por las disputas de las limosnas que se depositan en el santuario religioso de la Virgen de Juquila, optó por devolver a la iglesia el control y administración del santuario.

Según el alcalde cada año se recaudan en el santuario de la Virgen de Juquila poco más de 10 millones de pesos.

Aceptó que durante los últimos 29 años eran los presidentes municipales quienes hacían y deshacían con el destino de los recursos, que lo mismo se destinaban para financiar campañas, que pagar caprichosos suntuosos de políticos y caciques.

El munícipe afirmó ser el primer alcalde en medio siglo que no utiliza las limosnas que son depositadas por los feligreses al pedimento para ejercer obra pública, advirtiendo que haciendo gestiones directas ante la federación y el estado logró sumar más de 22 millones de pesos para mejorar la infraestructura y la imagen del destino, -catalogado como uno de los santuarios religiosos mas importantes de Latinoamérica, después del Tepeyac y Los Lagos-.

Ponderó que el resultado de la labor que se realizó para enaltecer el destino religioso que se espera que este año aumente hasta en un 10 por ciento los flujos de feligreses y peregrinos que acuden anualmente al santuario.

Indicó que hay una estimación respecto a que cada año acuden a visitar a la Virgen de Juquila, poco más de 2.5 millones de peregrinos.

Indicó que hay un plan para mejorar la infraestructura hotelera, y reordenar el ambulantaje y comercio informal que fue retirado de manera indefinida de la plaza central del lugar.

En tanto el Arzobispo de la Diócesis de Oaxaca José Luis Chávez Botello, llamó a devolver a la iglesia la tutela y administración del sitio, por los que los fondos que ingresan al sitio deben ser usados para mejorar el santuario y el templo donde se venera a la virgen de Juquila.

De acuerdo con el prelado, hay una petición ante la Secretaría de Gobernación (SEGOB) para facilitar mediante acuerdo institución la devolución del sitio de veneración a la arquidiócesis