Pide gobernador de Guerrero liberar Ayuntamientos

Rogelio Ortega reconoció que la intensidad de las protestas por el caso Ayotzinapa se ha atenuado. Invitó al magisterio disidente y organizaciones sociales levantar los plantones.

Chilpancingo

El gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez hizo un llamado al magisterio disidente y las organizaciones incorporadas al Movimiento Popular Guerrerense (MPG) para que levanten los plantones y liberen los palacios municipales tomados, entre ellos el de Chilpancingo.

En Iguala de la Independencia, en donde presidió el aniversario del Día de la Bandera, el jefe del Ejecutivo local reconoció que el movimiento encaminado a reclamar la presentación con vida de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa prevalece, porque hasta el momento no se ha resuelto el planteamiento principal, que es la presentación con vida de los jóvenes desaparecidos la noche del 26 de septiembre de 2014.

Sin embargo, destacó que debe reconocerse el hecho de que la intensidad de las manifestaciones ha menguado de manera considerable, de lo que aseveró, hay pruebas muy claras.

"A estas alturas ya no tenemos el constante bloqueo de carreteras, hay paso libre en las vías federales ni se han tomado las casetas de cobro en la Autopista del Sol, ya los profesores ni los estudiantes están cobrando las cuotas de los automovilistas, hay que reconocer que el conflicto se ha ido atenuando ", refirió.

En esas circunstancias, confió en alcanzar acuerdos a través del diálogo, pero reconoció que en estos momentos de ninguna manera se puede decir que el asunto esté resuelto.

Hizo un llamado al magisterio disidente y las organizaciones incorporadas al MPG, para que liberen los ayuntamientos que mantienen tomados y levanten los plantones, para efecto de que se restablezca la normalidad y la vida económica regrese, ya que la entidad se ha visto severamente afectada por las protestas derivadas del caso Iguala.

Manifestó que ya es necesario generar las condiciones para reconstruir el tejido social, para con ellos permitir que la sociedad gradualmente recupere su nivel de convivencia.