Pide PRD-Oaxaca no usar violencia contra la CNTE

El dirigente perredista, Carol Antonio Altamirano, dijo que la problemática educativa debe abordarse a través del diálogo público. Agregó que “es fundamental" que la Sección 22 no genere violencia.

Oaxaca

El presidente del Comité Ejecutivo Estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Carol Antonio Altamirano llamó a no usar la violencia ni la represión en contra de la sección 22 de la Coordinador Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

"La problemática del sector educativo de Oaxaca y la relación de la CNTE, no puede resolverse con la fuerza pública ni mucho menos con la represión como ocurrió en 2006. La aplicación de la ley es una obligación que requiere prudencia de todas las partes involucradas.

Al final de todo el proceso, se requerirá mantener y desarrollar el servicio educativo, lo cual sólo puede darse en un entorno pacífico y de respeto mutuo entre autoridades, maestros, padres de familia y sociedad en general.", dijo.

Carol indicó que la problemática educativa debe abordarse a través del diálogo y de manera pública, "el diálogo es el camino para encarar esta problemática. Debe ser un diálogo público para que la sociedad esté enterada de los planteamientos y de las respuestas".

En este sentido, agregó "es fundamental que la dirigencia de la Sección 22 no genere violencia, y que el gobierno federal y el estatal no respondan con represión. Evitemos una espiral que incremente el conflicto".

El también Vicecoordinador del PRD en la Cámara de Diputados a nivel nacional hizo un llamado respetuoso a la dirigencia de la Sección 22 de la CNTE a no caer en la violencia, "la dirigencia debe considerar que causar daños a terceros que no tienen vínculo con la situación actual, así como afectar las actividades turísticas y económicas de Oaxaca, lejos de fortalecer el respaldo social termina por aislar y debilitar sus causas", explicó.

El dirigente del sol azteca subrayó que la reorganización administrativa del IEEPO se realice sin afectar los derechos laborales de los maestros.

Las prestaciones y los ingresos de los miles de maestras y maestros no deben ser afectadas de ninguna manera. Mucho menos respaldaríamos que se inicien despidos o medidas punitivas.

Por último, Carol indicó que los derechos de la base del magisterio deben ser defendidos con energía y métodos pacíficos, "pero los privilegios de la dirigencia y el desorden administrativo, que son herencia de gobiernos de otros partidos, no deben mezclarse con las legítimas causas del magisterio oaxaqueño", comentó.