Pide Iglesia intervenga Segob para recuperar santuario de Juquila

El arzobispo de la diócesis de Oaxaca pidió que sea la iglesia quien nuevamente administre las limosnas que se depositan en dicho santuario, a fin de que deje de ser blanco de disputas violentas.
El obispo de la diócesis de Oaxaca, José Luis Chávez Botillo, exigió al gobernador Gabino Cué aplicar la ley contra el grupo que tiene bajo su control el santuario de la Virgen de Juquila.
El obispo de la diócesis de Oaxaca, José Luis Chávez Botillo, exigió al gobernador Gabino Cué aplicar la ley contra el grupo que tiene bajo su control el santuario de la Virgen de Juquila. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

El arzobispo de la diócesis de Oaxaca, José Luis Chávez Botillo, le exigió al gobernador Gabino Cué y a la federación pacificar en lo inmediato la zona de la costa, donde se encuentran el santuario de la Virgen de Juquila, además de pedir que sea la iglesia quien administre el pedimento, para que deje de ser blanco de disputas violentas entre hermanos.

El prelado urgió que en el alto a las hostilidades deben participar las autoridades municipales y comunales de la zona quienes son las que tienen bajo control el santuario.

Exigió al gobernador que se aplique la ley, contra el grupo ruptor que tiene bajo su control la capilla, luego de su ocupación violenta donde se reportó un saldo de una persona muerte y siete más heridos.

El representantes clerical dejó claro que es la iglesia es la que le corresponde la administración y control de las limosnas que se depositan en el santuario religioso.

Detalló que "el pedimento le fue arrebatada ilegal y arbitrariamente a la iglesia católica por un grupo de caciques con la omisión de algunas autoridades municipales de la zona, cometiendo de manera reiterativa una seria de delitos, escudados en la mentira, corrupción y falta de aplicación de la ley".

Chávez Botillo, condenó el derramamiento de sangre por la disputa de El Pedimento y exigió a la Secretaría de Gobernación (Segob), su intervención para que abonen para la paz y le sea devuelto a la Iglesia su espacio de culto.

Antes pidió que se respete la vida de todos, -que por encima de los intereses particulares se defienda el derecho a la integridad-.

"Que se respete la vida. Ponemos por encima de cualquier dinero o terreno el derecho a la vida".

Se mostró respetuoso de la población de Juquila y confió que la Virgen hará el milagro de encontrar la paz y el camino para que recuperen el espacio.

"Habrá hechos de sangre si no se resuelve", advirtió.

Rechazó pedir la intervención de la Curia Mexicana en este conflicto, "no es necesario traer al Papa para solucionar este conflicto, se debe de resolver aquí entre oaxaqueños mostrando voluntad para dialogar y conciliar".

El prelado, recordó que desde junio del 2005 envió una carta a la Secretaría de Gobernación (Segob) para restituir la zona del pedimento del santuario de la Virgen de Juquila, porque se trata de una capilla dedicada al culto religioso, fundada por la iglesia católica, debidamente reconocida por los bienes comunales locales.

El arzobispo lanzó una oración que afirmó será repetida en todos los 500 templos religiosos diseminados en Oaxaca para convocar a una jornada de paz y reconciliación en Juquila.