Pide CNTE presencia de derechos humanos en Oaxaca

El objetivo es evitar que se reprima con la fuerza federal su movimiento. Maestros mandan carta a diferentes organismos para denunciar al gobierno federal y estatal de hostigamiento laboral por ...

Oaxaca

Profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) mandaron una carta de ayuda y apoyo a diferentes organismos internacionales de derechos humanos para solicitar su presencia en Oaxaca y evitar que se reprima con la fuerza federal a dicho movimiento.

El secretario de Asuntos Jurídicos de la coordinadora, Jerónimo Martínez entregaron una queja firmada por centenares de maestros tanto a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), a la Defensoría de los Derechos Humanos de los Pueblos de Oaxaca y la Comisión Interamericana de derechos Humanos (CIDH) denunciando al gobierno federal y estatal de ejercer un hostigamiento laboral hacia los trabajadores de la educación para obligarlos a evaluarse, de lo contrario serían despedidos.

Martínez, dijo que en el recurso legal se señala tanto al secretario de Educación Pública (SEP) Aurelio Nuño como al director general del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) Moisés Robles y varios de sus colaboradores de los excesos cometidos en el ejercicio de funciones.

"Témenos una represión de Estado donde se busca como pretexto proteger y cuidar el proceso de evaluación docente para desplegar una represión selectiva de nuestros líderes con la clara intención de descabezar nuestro movimiento".

En defensa de los profesores de la CNTE salió el sacerdote Alejandro Solalinde, quien acusó al gobierno federal y estatal de imponer por la fuerza la reforma educativa federal en Oaxaca.

"Ni con golpes entra la letra en la conciencia de un chiquillo, mucho menos lo hará una reforma en la conciencia de maestros, más cuando se trata de una imposición del Estado mexicano y que solo siguen los intereses de las grandes capitales en el mundo".

Dijo que si bien no hay condiciones en el estado para que se repita un escenario semejante como la revuelta del 2006, sí continúan las políticas represivas.

"No han sido capaces de agotar el diálogo, la reforma educativa no estuvo consensada, quieren ahora imponerla a la fuerza".

Consideró preocupante el número tan elevado de efectivos de las policías federal y estatal que han sido desplegado a Oaxaca para resguardar la evaluación docente.

"No va a haber un 2006, pero siguen enarbolando las mismas políticas represivas hay riesgo de que tales escenarios se repliquen", consideró.

En tanto el gobernador Gabino Cué, llamó al magisterio oaxaqueño a participar sin temores, de manera libre y convencida en la evaluación docente programada para el próximo sábado 28 de noviembre.

Cué afirmó que la Evaluación del Desempeño al Servicio Profesional Docente, es una oportunidad para estimular la profesionalización y mejorar el bienestar de los trabajadores al servicio de la educación, pero sobre todo, para elevar la calidad educativa en Oaxaca.

Dijo que deben tener la plena seguridad que la evaluación docente no es punitiva, ni representa ningún riesgo laboral para ningún trabajador al servicio de la educación.

"Los invito a participar sin temores y con la confianza absoluta, que ninguna instancia sindical tiene hoy las facultades de coartar ni condicionar sus derechos y ni sus libertades, para mejorar su situación laboral".

Reiteró que para garantizar el desarrollo de la jornada evaluativa en Oaxaca, se contará con poco más de siete mil elementos de la Policía Federal, que se sumarán a los efectivos de las corporaciones de Seguridad Pública del Gobierno de Oaxaca, cuya presencia solo será disuasiva, no de confrontación con la CNTE.

Afirmó que la evaluación docente constituye un mecanismo para saber cómo estamos y qué debemos hacer para mejorar los conocimientos y capacidades pedagógicas y didácticas de los trabajadores al servicio de la educación.

Lo anterior, permitirá orientar de mejor manera los cursos y acciones de capacitación docente para una calidad educativa acorde a las particularidades interculturales de Oaxaca -y al mismo tiempo- mejorar significativamente los salarios de las y los maestros de la entidad, además de acceder a mejores puestos en el Servicio Profesional Docente.

QUE SE ACUARTELE A FEDERALES: Rubén Núñez

En tanto el líder de la sección 22 de la CNTE Rubén Núñez, Ginés, pidió al gobierno federal que acuartele a sus 10 mil gendarmes  que se espera arriben a Oaxaca para resguardar la evaluación de desempeño que se aplicará este fin semana.

El líder gremial reprobó la militarización del proceso de evaluación a fin de valer por la fuerza la reforma educativa federal en los estados donde dicha ley es letra muerta.

"Enérgicamente elevamos nuestra protesta para decirle al Gobierno federal y los gobiernos estatales que México no está en guerra y que por lo tanto los militares, los gendarmes, la fuerza pública, deben estar encuartelados", dijo Rubén Núñez.

"En Oaxaca, estamos preparados, estamos en alerta máxima. El movimiento de la Sección 22 tenemos toda una estructura y pese a la represión no vamos a permitir que haya evaluación docente".

El dirigente sostuvo que hay persecución, militarización y órdenes de aprehensión, pero no los intimida.

Detalló que en Oaxaca la única sede para la aplicación del examen será en las instalaciones de Ciudad Administrativa, donde prevén manifestarse.

Dijo que de los seis mil maestros que recibieron notificaciones para presentar la prueba no pertenecen a la Sección 22, sino a las filas de la sección 59.