Pide SNTE a la SEP validar estudios a alumnos de escuelas en Oaxaca

El líder de la sección 59 del sindicato dijo que el gobierno del estado se niega a certificar a los cinco mil alumnos que acuden a 80 escuelas que están bajo su mando.

Oaxaca

La sección 59 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), le demandará al titular de la Secretaria de Educación Pública (SEP), Emilio Chuayffet Chemor, que valide los estudios de unos cinco mil alumnos que acuden a unas 80 escuelas que no quieren ser certificados por el gobierno de Oaxaca.

El dirigente del gremio Joaquín Echeverría Lara, anunció además que la celebración de foro estatal junto con los padres de familia para conjuntar una sola fuerza que permita exigirle al gobierno oaxaqueño el respeto a la labor que realizan ante las amenazas de desalojo y recuperación violenta por parte de profesores de la sección 22 de la Coordinadoras Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

"Vamos a realizar acciones políticas y organizativas, como lo será el encuentro que vamos a sostener con los diferentes comités de padres de familia para celebrar juntos un consejo estatal donde vamos a tomar acuerdos para construir una sola fuerza que pueda hacer frente a la embestida que pretende ejercer la sección en su contra".

En ese sentido se quejó de la represión administrativa de que es víctima dicho gremio por parte de autoridades estatales, particularmente porque no se quiere validar los estudios, de unos cinco mil alumnos que acuden a un total de 80 escuelas, que corresponden al ciclo anterior. A lo que consideramos que ya no es válida la razón que fuera para no certificarlos.

De la misma forma exigió la entrega de recursos materiales y económicos para las escuelas que tienen bajo su control.

Queremos un trato justo e igualitarios, porque en esta lucha, pasamos a ser plato se segunda mesa y los que padecen son nuestros alumnos que acuden a escuelas con alto rezago de infraestructura".

También lamentó que sigan retenidos los salarios de los docentes de su gremio a pesar de que cumplieron con su trabajo.

"Tenemos el caso especial de más de 50 profesores de la sección 22 que durante el paro de 30 días que hubo se pasaron a las filas de la 59 y como sanción fueron castigados con la retención de su salario y la amenaza de su inhabilitación".

De la misma forma reclamó el maltrato que se hace valer a los profesores jubilados de la sección 59 que no reciben sus pensiones, ni sus bonos autorizados y que les corresponde por ley.

Echeverría Lara, afirmó que en caso de no haya respuesta a sus reclamos van a movilizarse a la Ciudad de México para entrevistarse con el subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Mirada, para que les concerté una audiencia con el titular de la SEP Emilio Chuayffet Chemor y se logró la validación de los estudios de los alumnos.

El dirigente gremial dejó claro que la sección 59 del SNTE en Oaxaca es un organismo legal, que goza de toma de nota, misma que desde hace más de un año se le hizo patente al gobierno estatal.

TOMAN CLASES EN CASA PARTICULA.

En tanto, unos 120 alumnos de la escuela que fue recuperada de manera violenta por la sección 22 de la CNTE, retomaron este martes sus clases en una casa particular.

Los padres de familia reclaman al Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) una nueva clave, argumentando que jamás aceptaran que los docentes de la 22, les vuelvan a impartir clases a sus hijos.

"Ellos son los violentos, nos agredieron, se niegan a firmar un acuerdo para no volver a pasar clase. No queremos nada con este tipo de maestros. Queremos docentes comprometidos que verdaderamente se comprometan con su apostolado", considero Vitalino Cortez represente del comité de padres de familia.

Los inconformes también piden al gobierno de Oaxaca que les valide su plaza a los profesores comunitarios que imparten clase a los alumnos a la escuela improvisada.

Los padres de familia de la escuela primaria "Monte Albán", localizada en el municipio de Xoxocotlán fueron desalojados de manera violenta de la escuela de sus hijos, el pasado jueves 14 de noviembre por un grupo de profesores de la sección que los arremetió con piedras.

La nueva sede escolar se ubica a unos 200 metros de donde se reportaron los hechos violentos, en el interior de una casa particular que esta resguarda por los mismos tutores.

Vitalino Cortez, sostiene que pagan hasta siete mil pesos por la renta del inmueble.

Del otro lado unos 80 alumnos cuyos padres apoyan a la sección 22, reciben clases en la escuela desalojada.