Pide alcalde de Apaxtla contratación de policías preventivos

Efraín Peña Damacio dijo que actualmente no tiene ni un solo uniformado y el resguardo de la ciudad está a cargo de la Marina Armada, la Policía del estado y un movimiento de autodefensa desarmado.
El alcalde de Apaxtla, Guerrero, Efrain Peña.
El alcalde de Apaxtla, Guerrero, Efrain Peña. (Rogelio Agustín Esteban )

Guerrero

El presidente municipal de Apaxtla, Efraín Peña Damacio solicitó al gobierno estatal la contratación de 20 nuevos policías preventivos, actualmente no tiene personal de Seguridad Pública y el resguardo de la ciudad está a cargo de la Marina Armada, la Policía del Estado y un movimiento de autodefensa que ya guardó sus armas.

Peña Damacio viajó el lunes a la capital de Guerrero y se presentó en Palacio de Gobierno para solicitar por escrito el nombramiento de 20 nuevos policías, mismos que estarán sujetos al proceso de certificación que establece el gobierno federal.

Confirmó que hace una semana los cinco elementos que le quedaban al ayuntamiento causaron baja, luego de que se les retiró de la Licencia Colectiva que permite la portación de armas de fuego reglamentarias, lo que dejó a la cabecera y sus comunidades sin cuerpo de seguridad formal.

Por eso el ayuntamiento emitió una convocatoria que fue recibida en positivo por 20 aspirantes, de los que no sabe cuantos pasarán el proceso de certificación.

Como el municipio no tiene las armas que necesitan los elementos que podrían causar alta, Peña solicitó una reunión con el secretario general de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo.

Al secretario de Gobierno le pedirá el respaldo en la gestión del armamento que necesitan, pero también la orientación necesaria para incorporar a varios integrantes del Movimiento Ciudadano a la Policía Rural, corporación que el Congreso local creó en diciembre de 2013.

Mientras el primer edil ingresaba las solicitudes en Palacio de Gobierno, el síndico se presentó en la delegación estatal de la Procuraduría General de la República (PGR), para efecto de tramitar la devolución de las armas aseguradas a cinco policías detenidos por presuntos vínculos con la delincuencia.

Pese a la ausencia de una corporación local para resguardar a la población, a dicha localidad ubicada en la región Norte del estado llegaron 60 elementos de la Marina Armada, además de 18 integrantes de la Policía del Estado y los ciudadanos que integran el Movimiento por la Paz, mismos que a mitad de diciembre tomaron las armas e instalaron retenes para expulsar a una célula del crimen organizado.

Los integrantes del Movimiento Ciudadano ya guardaron sus armas, solamente colaboran con los militares y policías para señalar a sospechosos de colaborar con la delincuencia.

Hasta el momento no se reporta ningún desacuerdo entre los cuerpos de seguridad legalmente establecidos y los ciudadanos organizados.

En Apaxtla, de acuerdo al presidente Peña Damacio hay un movimiento de autodefensa desarmado, lo que confirma la orientación pacifista de sus integrantes.

Aunque asegura que Apaxtla actualmente vive un ambiente de paz, el alcalde reconoce que hay comunidades con problemas de inseguridad porque ahí se guarecen grupos de delincuentes, entre ellas mencionó a San Felipe Liberal y Tlanipatlán, ubicadas en el limite con Arcelia.

No es el caso de Tepozonalco, pueblo en el que la sociedad inició un movimiento contra la delincuencia desde el mes de septiembre pasado, ahí los pobladores también ya se desarmaron y colaboran con las fuerzas de seguridad legalmente reconocidas.