Persiste psicosis en el puerto de Acapulco

Bares, restaurantes y escuelas siguen cerrados. El alcalde recorrió oficinas municipales y pidió no tener miedo. 
Empleados de bares y restarurantes realizan una marcha por la paz en Acapulco.
Empleados de bares y restarurantes realizan una marcha por la paz en Acapulco. (Javier Trujillo)

Acapulco

A pesar que autoridades de los gobiernos municipal y estatal llamaron a los habitantes del puerto a reanudar la actividad económica y el regreso a la normalidad en Acapulco, escuelas, bares y restaurantes siguen cerrados.

Los empleados con cierto recelo dicen que necesitan trabajar y que por eso acuden pero admiten que tienen miedo.

"Uno nunca sabe que pueda pasar, pero no podemos quedarnos encerrados en nuestras casas, nuestros hijos comen, hay necesidades y tenemos que solventarlas, así que hay que vencer el miedo", dijo Mario, mesero que labora en la zona de la Condesa, considerada una de las más emblemáticas.

Un recorrido realizado por MILENIO sobre la franja costera permitió observar que bares y restaurantes siguen sin abrir sus puertas.

En uno de los sitios más concurridos por habitantes porteños como es la plaza Las Pérgolas, todos sus bares, cantinas y restaurantes siguen sin abrir sus puertas y solamente algunos lo hacen.

Ahí bares como "R de Rudo", "Gallagher´s", "Instinto", "Maya´s", "Bar Takomadre", "Bar Marlin´s", "La Hamaca", la taquería "Los Tarascos" y "Mezcalería", no habían abierto sus puertas.

En tanto en la franja turística más emblemática como la Condesa, algunos negocios han empezado a reanudar sus labores, aunque reconocen que el martes no hubo gente y menos ventas.

"Regularmente cerramos a las tres o cuatro de la mañana, ayer nos fuimos a las 12 de la noche y no hubo ventas. Hoy tampoco hay gente, a la mejor nos vamos más temprano", dice afligido un mesero.

Además de las mil 200 escuelas de la región Acapulco-Coyuca de Benítez, de la Secretaría de Educación de Guerrero (SEG), más del 95 por ciento han reanudado sus labores, y en colonias consideradas foco rojo continuado cerradas.

Se informa que en las que han reanudado sus labores lo hacen con pocos alumnos, pues el temor generado en las redes sociales ha evitado que los padres de familia envíen a sus hijos a los centros escolares.

Aunque escuelas privadas como el Instituto Victoria y Colegio La Salle suspendieron clases desde el lunes y no han reanudado.

Siete escuelas públicas como la Manuel M. Acosta, Ignacio Manuel Altamirano y Manuel Ávila Camacho sus alumnos regresaron a clases, pero no en su totalidad.