Persiste deportación de mexicanos por la frontera de Juárez

En lo que va del año van 779 connacionales repatriados a los que la Dirección de Atención a Migrantes municipal les brindada apoyo para que se trasladen a sus ciudades de origen.
El INM se encarga de comprobar la nacionalidad de cada uno de los migrantes para después emitir un documento en el que lo certifica.
El INM se encarga de comprobar la nacionalidad de cada uno de los migrantes para después emitir un documento en el que lo certifica. (Juan José García Amaro)

Chihuahua

Luego de que las autoridades migratorias mantienen las redadas para arrestar a los mexicanos que se encuentran de manera ilegal en Estados Unidos, la Dirección de Atención a Migrantes (DAM) ha recibido a 779 connacionales en Ciudad Juárez, Chihuahua.

La titular de la dependencia municipal, Marisol Borrego, informó que en los primeros 70 días del 2016, se han atendido a 675 hombres y 104 mujeres, repatriados de aquel país, y se les ha brindado apoyo para que puedan trasladarse a su ciudad de origen.

"Además, se les provee de un paquete de limpieza, de alimento y de un lugar donde permanecer durante su estadía en Juárez", explicó la funcionaria, la sostener que las personas regresan con mucho temor por lo que dejaron en Estados Unidos: incluso, por dejar a su familia, a sus hijos, por eso tratamos de apoyarlos...

"En Estados Unidos de manera aleatoria se hacen redadas para revisar el estatus migratorio de las personas, cuando comprueban que su permanencia en el país es irregular y que tienen la nacionalidad mexicana es cuando los mandan para acá", explicó la titular de la DAM.

En estas acciones se trabaja con el Instituto Nacional de Migración (INM), que es la primera instancia que tiene contacto con los migrantes, y se encarga de comprobar su nacionalidad de cada uno de ellos para después emitir un documento en el que lo certifica.

"Esta dirección recibe por parte del Instituto Nacional de Migración a personas repatriadas todos los días, y nosotros los apoyamos para que regresen a sus ciudades de origen, además con lo que necesiten durante su permanencia en la ciudad", dijo Borrego.

La funcionaria detalló que en algunos de los casos, los migrantes son enviados a la Casa del Migrante, donde pueden descansar, asearse, alimentarse y esperar hasta que se realicen los trámites necesarios para resolver su situación migratoria o se les proporciona el boleto de regreso a su ciudad de origen.

Detalló que las condiciones en que llegan las personas repatriadas son diversas, principalmente con problemas de salud, como: deshidratación, desnutrición, descamación de la piel, ampollas en los pies, y cuestiones aunadas a la angustia generada por encontrarse en la situación que atraviesan.

"Al contar con el boleto, el Grupo Beta de Protección a Migrantes del Instituto Nacional de Migración se encarga de su traslado hasta la central camionera para cuidar su integridad física y evitar cualquier tipo de abuso o desorientación de los migrantes.

"La Dirección de Atención a Migrantes solo recibe a mayores de edad y niños acompañados de sus padres, ya que el Desarrollo Integral de la Familia es quien se encarga de atender a los niños repatriados que viajan sin sus tutores legales", concluyó.