Persiste potencial de lluvias fuertes en el sureste del país

La masa de aire gélido que impulsó al frente frío 12 disminuye su intensidad, aunque aún se prevén bajas temperaturas en zonas montañosas del norte y centro del territorio, informó la Conagua.
Lluvia en Cozumel, Quintana Roo
En Cozumel, Quintana Roo, se registró lluvia intensa este día. (Tomada de Twitter / @webcamsdemexico)

Ciudad de México

Las lluvias continuarán en la mayor parte del país debido al frente estacionario, antes denominado frente frío número 12, que se ubica en las costas de Tabasco, Campeche y Yucatán, informó la Comisión Nacional del Agua.

A través de un comunicado, el organismo alertó que se espera lluvias de muy fuertes a intensas en el sur de Veracruz, Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

En tanto, en Jalisco, Nayarit, Colima, Michoacán y Guerrero las precipitaciones serán fuertes; en San Luis Potosí, Nuevo León, Tamaulipas, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo y Valle de México las lluvias serán moderadas.

Por la interacción de varios sistemas, también se prevén lluvias moderadas en Nayarit, Jalisco y Colima, y de ligeras a moderadas, acompañadas de vientos fuertes, en Baja California, Sonora, Sinaloa, Durango y Chihuahua.

La masa de aire gélido continúa debilitándose, por lo que habrá un aumento paulatino de la temperatura en el norte, noreste, centro y sureste del país.

En tanto, el viento del norte derivado de esa masa de aire se debilitará significativamente hasta llegar a intensidades de entre 25 y 30 km/hr, con rachas de hasta 45 km/hr en el Golfo de México, el Istmo y el Golfo de Tehuantepec.

La Conagua indicó que pese a ello, persiste la probabilidad de que se registren temperaturas de entre cero y 5 grados Celsius en zonas altas –montañosas- de Baja California, Chihuahua, Coahuila, Durango, Zacatecas, Nuevo León, San Luis Potosí, Sonora, Michoacán, Morelos, Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Estado de México, Veracruz, Puebla, Tlaxcala y el Distrito Federal.

Acerca de la baja presión, el organismo informó que aumentó a 30 por ciento su probabilidad de evolucionar a ciclón tropical durante los próximos días; actualmente se ubica a 850 kilómetros al sur de Manzanillo, Colima.