Llega peregrinación a Chilpancingo

Los feligreses caminaron casi cuatro horas para llegar a la Catedral de la Asunción de María para pedir por la presentación con vida de los 42 estudiantes desaparecidos.

Chilpancingo

Convocados por la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, más de 3 mil feligreses de la iglesia católica caminaron 16 kilómetros para llegar desde Tixtla hacia la capital de Guerrero, en la catedral de la Asunción de María pidieron por la vida de los 43 normalistas rurales desaparecidos en Iguala.

La convocatoria lanzada por la iglesia católica reunió por lo menos a cuatro mil feligreses, entre profesores, normalistas, activistas de organizaciones sociales y habitantes de la cabecera municipal de Tixtla.

Ellos caminaron carretera abajo, en la ruta de asfalto que permite la comunicación entre las regiones Centro y Montaña de Guerrero, en un recorrido que duró más de cuatro horas.

La peregrinación que inició en las instalaciones de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos tuvo como objetivo la Catedral de la Asunción de María, ubicada en el centro de Chilpancingo.

Encabezaron el contingente sacerdotes de diferentes parroquias de Tixtla, que a nombre de la Diócesis de Chilpancingo-Chilapa convocaron a esa caminata para pedir la presentación con vida de los 43 estudiantes desparecidos la noche del 26 de septiembre.

La columna humana ingresó por el lado oriente de la ciudad y descendió por el barrio de San Mateo hacia la plaza principal del primer Congreso de Anáhuac.

Participaron padres, hermanos y amigos de los desaparecidos, que por medio de pancartas y mantas de diferentes tamaños solicitaron que sus parientes sean devueltos completamente sanos y salvos.

De Tixtla salió un contingente cercano a las tres mil personas, pero en el trayecto se fueron incorporando grupos de simpatizantes que los encontraron con agua en bolsa, botes y alimentos, en un gesto de solidaridad similar al que se observó la jornada del miércoles en la cabecera municipal de Iguala.

Llegaron al centro de la ciudad y dirigieron hasta la catedral de la Asunción de María, en donde se desarrolló una misa para exigir a los captores que ya liberen a los estudiantes de las licenciaturas de Educación Básica y Educación Bilingüe.

En todo el recorrido no se registraron incidentes, pese a que la carretera fue cerrada parcialmente durante más de cuatro horas.