Pemex atendió derrame en Veracruz 18 horas después

Dice el secretario de Seguridad Pública municipal, Franco Osorio, que hallaron zorrillos, armadillos, víboras, peces y tortugas muertos por la gasolina.
Durante un recorrido realizado por las autoridades locales se observaron los daños a la fauna del lugar.
Durante un recorrido realizado por las autoridades locales se observaron los daños a la fauna del lugar. (Félix Márquez/Cuartoscuro)

México y Veracruz

La fuga de hidrocarburo en el río Hondo, en Tierra Blanca, Veracruz, abarca ya 20 kilómetros, informó el secretario de Seguridad Pública municipal, Franco Osorio.

En entrevista con MILENIO, el funcionario explicó que durante 18 horas se vertió el combustible sin que Pemex atendiera la fuga.

“La fuga se registró en una toma clandestina de un poliducto de Pemex desde el miércoles 27, nosotros la reportamos en ese momento; sin embargo, fue hasta el siguiente día que la empresa realizó el cierre hermético”, señaló.

Osorio dijo que el combustible en el arroyo en un principio solo recorrió mil 200 metros; sin embargo, debido a las precipitaciones que se han presentado en la zona rebasó la barrera, “que es muy obsoleta”, que colocó la empresa Geoclean de México, contratada por Pemex para la limpieza.

Dijo que solicitarán a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente hacer una nueva evaluación sobre la distancia de la fuga.

“Lo que ahorita nos preocupa es que llegue hasta la laguna María Lizamba, porque ahí el daño sería mayor, está a unos 40 kilómetros de distancia pero si sigue lloviendo puede avanzar y dañar la fauna del lugar y a los pescadores que viven ahí”.

Estamos recorriendo todo el arroyo para identificar las zonas dañadas, dijo.

“En los 20 kilómetros que recorrimos hemos observado los daños a la fauna del lugar, encontramos zorrillos, armadillos, víboras, peces y tortugas muertas por la intoxicación de la gasolina”.

El secretario de Seguridad Pública de Tierra Blanca aclaró que hasta el momento la población no ha sido afectada por el derrame.

Agregó que la empresa que contrató Pemex ya recolectó 240 mil litros de combustible.

Al respecto, el secretario de Medio Ambiente del estado, Víctor Alvarado Martínez, señaló que la mayor parte de la gasolina que fue derramada ha sido extraída del cuerpo de agua.

Asimismo, confirmó que la Procuraduría de Medio Ambiente estatal presentó ya una denuncia penal ante la Procuraduría General de la República contra quien resulte responsable por el delito de ecocidio.

Puntualizó que trabajan de forma coordinada  con Petróleos Mexicanos, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y la Comisión Nacional del Agua para resolver el problema.

Alvarado Martínez comentó que la instrucción del gobernador Javier Duarte de Ochoa es coordinar esfuerzos con la Federación, la autoridad municipal e instancias estatales para establecer una efectiva colaboración y atender la problemática.