En dos años han ocurrido 211 accidentes en refinerías de Pemex

La planta procesadora de crudo Antonio M. Amor, de Salamanca, tiene el mayor porcentaje de accidentes, con 107, mientras que la Miguel Hidalgo, de Tula, reporta 18.
Los días de incapacidad que dio Pemex por estos motivos van desde cinco hasta 184.
Los días de incapacidad que dio Pemex por estos motivos van desde cinco hasta 184. (Milenio)

Pachuca

En los últimos dos años, en las seis refinerías de Petróleos Mexicanos (Pemex) han ocurrido 211 accidentes, por los cuales, incluso, se registran pérdidas humanas.

La planta procesadora de crudo Antonio M. Amor, de Salamanca, tiene el mayor porcentaje de accidentes, con 107, mientras que la Miguel Hidalgo, de Tula, reporta 18; no obstante, en uno de estos falleció una persona y seis más resultaron heridos en octubre de 2013. 

Condiciones de seguridad en detrimento, errores humanos, fallas en los suministros de energía y descuidos son, según la paraestatal, algunas de las causas de los percances laborales.

Entre enero y mayo 2012, Pemex reportó nueve accidentes en la planta refinadora de Tula, que, de acuerdo con un informe presentado al Congreso de la Unión, cuenta con diversos sistemas contra incendio; sistemas de agua, de aspersión, de espumas, hidratantes y extinguidores, así como un departamento de vigilancia con un Jefe de Vigilancia, siete Cabos, 25 Porteros, 41 Vigilantes y una Secretaria. Así como diversos puntos de revisión, control electrónico de entrada y salida y detector de metales.

El resto del año, según información obtenida a través de Infomex, no se presentaron más casos.

No obstante, en 2013 ocurrieron nueve más: uno en enero, febrero, septiembre y noviembre; dos en abril, y tres en octubre. Uno de los suscitados en este último mes fue el más grave en estos dos años, y fue a consecuencia de una explosión durante el arranque de la planta Hidros I.

De manera oficial la empresa mexicana reconoció un muerto y seis heridos; sin embargo, trabajadores señalaron, en ese momento, que podrían ser más 15 los obreros lesionados, la mayoría de ellos de compañías externas.

Aunque no entra en el recuento de Pemex, en julio de 2011, durante el proceso de arranque de una planta, tres empleados fallecieron por una conflagración. Por esta situación, la Cámara de Diputados, mediante oficio número LXI/CEDEGEP/133/11, solicitó a la Dirección General de Petróleos Mexicanos brindar toda la atención a los familiares de los deudos y realizar las indemnizaciones que correspondieran, así como revisar los protocolos de seguridad física e industrial en las instalaciones de la refinería.

De enero hasta abril de 2014 no se han presentados percances laborales en este complejo situado en la zona industrial Tula-Tepeji, según el reporte emitido por la Unidad de Auditoría de Seguridad Industrial y Protección Ambiental.

En Salamanca, el complejo construido en Guanajuato, Antonio M. Amor, es el que más índice de accidentabilidad tiene en el país.

En 2012 reportó 53 incidentes en los que empleados resultaron con una lesión. Febrero, con ocho, junio con siete y julio y octubre con seis fueron los meses en los que se contabilizaron más casos.

En 2013 bajó a 48 accidentes y de enero a marzo de 2014 ya suman seis. Las autoridades de esta planta, inaugurada el 30 de julio de 1950, no refieren qué tipo de percances se presentaron, tampoco número de personas lesionadas y si hubo decesos a consecuencia de ello.

En las instalaciones del tren de refinación Francisco I. Madero, localizado en el margen izquierdo del río Pánuco, casi en su desembocadura al Golfo de México, dentro del municipio de Ciudad Madero, Tamaulipas, se han presentado 31 accidentes; mientras que en el complejo de refinación de petróleo más antiguo de Pemex, el General Lázaro Cárdenas, reportan 28. El último el 9 de marzo del presente año, cuando un fogonero, al efectuar la manipulación de una válvula de entrada de vapor fue salpicado con “condensado” en la parte baja del abdomen y  ambas piernas. Según la información de la paraestatal, fue incapacitado por 17 días.

Antes, el 17 de enero, dos electricistas se hirieron cuando realizaban acciones de inspección, por ello recibieron 82 y 20 días de incapacidad.

Entre las lesiones que ha sufrido desde 2012 hasta abril de 2014 el personal de este centro de trabajo está una cortadura del pulgar del dedo derecho cuando un obrero intentó al jalar una pieza de 40 kilos; una quemadura de segundo grado por una falla mecánica, así como fracturas de muñeca y otras partes del cuerpo, entre otras.

Los días de incapacidad que dio Pemex por estos motivos van desde cinco hasta 184.

En respuesta a la solicitud de información 1857600026814 la Subdirección de Producción de la Refinería Ing. Héctor R. Lara Sosa, ubicada en Cadereyta, Nuevo León, dio a conocer que al interior de sus instalaciones se registraron 14 accidentes, con “lesiones incapacitantes”, sin proporcionar más detalles: ocho en 2012 y seis en 2013.

A su vez, la misma dependencia, pero de la base petrolera Antonio Dovali Jaime, de Salinas Cruz Oaxaca, contó 12 en los últimos dos años y uno más en el primer cuatrimestre de 2014, sin especificar de qué tipo ni número de lesionados.

Con 34 años desde su entrada en operaciones, en los próximos meses la refinería será reconfigurada, con plantas más modernas con tecnología de punta, además  con mayor capacidad y un mejor  manejo de petróleo crudo, según la paraestatal.