Pegan calzones en Casa de Gobierno de Oaxaca

Integrantes del “Frente de Mujeres Sobreviviendo a la Violencia” recorrieron en un camión diferentes dependencia para reclamar la falta de justicia por el aumento de feminicidios en la entidad.

Oaxaca

Un grupo de activistas que se manifestaron en contra de la violencia contra las mujeres, colgaron y pegaron en las puertas de la Casa de Gobierno de Oaxaca, donde despacha el gobernador Gabino Cué, calzones y prendas íntimas de colores y con los nombres de las víctimas de feminicidio.

Los inconformes integrantes del "Frente de Mujeres Sobreviviendo a la Violencia" recorrieron en un camión con plataforma diferentes dependencias de gobierno para reclamar la falta de justicia por el aumento en los casos de femenicidios reportados en los últimos cuatro años.

Recorrieron la sede de la Procuraduría General de Justicia, posteriormente avanzaron al cuartel de la Policía Estatal (PE), luego pasaron por la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) y finalmente arribaron hasta la Casa de Gobierno, donde también pegaron peluches y colgaron cruces y de papel.

En tanto, el procurador General de Justicia Joaquín Carrillo, reconoció que en los últimos cuatro años se han registrado un total de 345 casos de feminicidio.

Dijo que tan solo en los últimos 11 meses de este año se han reportado un total de 96 casos de feminicidio.

Informó que en el 2011, se reportaron 84 casos, 80 en el 2012 y 84 más en el 2013, registrándose hasta el momento un total de 97 casos.

Pro su parte, la organización no gubernamental Consorcio para el Dialogo Parlamentario, que dirige Yesica Sánchez Maya, exigió al Congreso local, se hagan reformas al Código Penal para retirar la suspensión del proceso de prueba en el caso de violencia física o psicológica contra las mujeres.

Según el alegato los abogados de los acusados hacen valer este argumento para lograr que sean exculpados los implicados en el asesinato de una mujer.

El Defensor de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), Arturo Peimbert Calvo, hizo un llamado a las autoridades del estado a redoblar sus esfuerzos para erradicar el creciente problema de la violencia contra las mujeres en diferentes comunidades del estado, a fin de evitar sobre todo el aumento de feminicidios en la entidad.

El Ombudsman oaxaqueño comentó que es preocupante el aumento en el número de feminicidios cometidos en diferentes localidades del estado, según los informes difundidos por medios de comunicación e instancias oficiales del estado.

Agregó que también es urgente frenar y prevenir las agresiones violentas contra mujeres en el estado, para lo cual recomendó establecer políticas públicas que a un tiempo desalienten el acoso sexual y laboral, mientras fomentan el respeto a la equidad de género en todos los niveles de la vida comunitaria.

Lamentó casos recientes particularmente graves por la saña con que fueron ultimadas las víctimas, y citó como ejemplos notorios en este año, el asesinato en la ciudad capital de la estudiante de la Escuela Normal de Educación Preescolar Karenth González Reyes, a quien al parecer privaron de la vida su novio y un ex policía estatal; o el de la indígena Joaquina Jacinto Ruiz, ejecutada de nueve disparos por desconocidos en la comunidad de Candelaria Loxicha.

Peimbert Calvo, condenó los más de 110 asesinatos de mujeres que se han acumulado en menos de cinco años en los registros públicos de Oaxaca sin que la mayor parte haya podido ser esclarecida, ni mucho menos castigada, por los responsables de la seguridad pública en el estado.

Detalló que el organismo que encabeza ha abierto este año dos indagaciones por feminicidios, mientras que el año pasado emitió cuatro indagatorias por delitos similares.

Por este motivo, llamó a la Secretaría de Seguridad Pública y a la Procuraduría de Justicia del Estado a reforzar las acciones en materia de protección a las mujeres en todo el territorio estatal, y a los integrantes de los tribunales a integrar con eficacia los procesos que se siguen a acusados de feminicidio y violencia contra mujeres, a fin de que los responsables de estos delitos reciban las sanciones pertinentes.

Peimbert Calvo, recalcó que la Defensoría del Pueblo de Oaxaca permanece vigilante de que en las políticas y actuaciones de las instancias de gobierno prevalezca el respeto por los derechos de la mujer, y el organismo defensor está comprometido a trabajar para que el conocimiento y la observancia de dichos derechos sean efectivos en el territorio estatal.