Se disputan la estructura del Partido Humanista en Guerrero

Los militantes acusan a Miguel Ángel Martínez, hoy su ex líder, de haberse quedado con un millón de pesos de las prerrogativas del partido.  

Acapulco

La división entre la dirigencia del Partido Humanista en el estado de Guerrero provocó que este martes, una fracción del 30 por ciento expulsara al 70 por ciento que ayer se adhirieron al candidato del PRI-Verde, Héctor Astudillo Flores y presentaran denuncia contra el ex líder.

Acusan que Miguel Ángel Martínez Garibay, desde el pasado 18 de mayo enfrenta una denuncia penal por haberse quedado con más de un millón de pesos de las prerrogativas del Partido Humanista.

Acompañado por el candidato al gobierno de Guerrero, aspirantes a diputados locales y federales, Alberto Cortez  coordinador ejecutivo del Partido Humanista en Guerrero, dijo que todos los militantes, fundadores y dirigentes de ese partido que apoyaron al priista el pasado lunes estaban expulsados.

“Venimos a aclarar y desmentir la versión de Miguel Ángel Hernández Garibay, quien se ostenta como dirigente del Partido Humanista y no lo es, la comisión de orden suspendió los derechos partidarios y por mal manejos de los recursos públicos de las prerrogativas estatal y nacional y está expulsado desde el 23 de enero.

“Segundo que es mentira que la estructura del Partido Humanista haya tomado la decisión de apoyar a un candidato a la gubernatura”, explicó el ahora coordinador ejecutivo estatal de la junta de gobierno del PH, Alberto Cortez.