Parásito, causa de muerte de tortugas en Oaxaca: Profepa

El delegado de la dependencia, Nereo García, explicó que luego de exhaustivos estudios hallaron el parasito que provoca microtrombos en el cerebro y otros órganos de las tortugas que les impide ...

Oaxaca

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó que la causa de muerte de más de 118 tortugas marinas en las costas de Oaxaca se debió a la presencia de un parásito llamado trematodo espirórquido.

El delegado de la dependencia en Oaxaca, Nereo García, explicó que tras "exhaustivos" estudios histopatológicos, se recibió el dictamen con la detección del parásito que, según los especialistas, causa microtrombos en el cerebro y otros órganos de las tortugas y les provoca problemas respiratorios.

Dijo que de acuerdo con el estudio practicado, esta parasitosis "ya ha sido reportada en otros países como causa de muerte en tortugas marinas. Se sabe que produce problemas neurológicos y provoca que las tortugas presenten dificultades para respirar al no poder levantar la cabeza, lo que las lleva a la muerte por hipoxia (insuficiencia respiratoria por broncoaspiración)".

Abundó que la Profepa agregó que los especialistas no descartan la presencia de factores primarios como cambios de temperatura o concentración de nutrientes que incrementan la proliferación de bacterias y parásitos.

Dijo que uno de los principales factores de este fenómeno es "la presencia de sustancias neurotóxicas provenientes de los organismos dinoflagelados presentes en el tunicado conocido como salpa", según lo reportó la Universidad del Mar (Umar).

Recordó que el Laboratorio de Investigación en Reproducción Animal (LIRA) investigó las causas de la contingencia por la mortandad de tortugas prietas, carey un ejemplar de golfina.

Detalló que con el propósito de tener la muestra de ejemplares, los especialistas y personal de la Profepa hicieron recorridos vía marítima, desde la Bocabarra de Lagunas de Chacahua hasta la Bocabarra de Laguna de Corralero.

Ahí buscaron cadáveres flotantes y tortugas vivas con anormalidades en su movimiento y flotación pues son elementos indicativos de problemas de salud.

En esta tarea, recolectaron restos de ejemplares, tomaron muestras de sangre de especies sobrevivientes y realizaron necropsias.

Las tortugas marinas encontradas con vida y síntomas de problemas para respirar y para sumergirse fueron trasladadas a las instalaciones del Centro Mexicano de la Tortuga (CMT), donde fueron atendidas por el personal médico de la institución, aunque días después fallecieron.

La Profepa aseguró que junto con "los Parques Nacionales Huatulco y Lagunas de Chacahua, así como el Centro Mexicano de la Tortuga, la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca y la Universidad del Mar, trabajan a marchas forzadas para poder precisar la cronología de los eventos que desencadenaron la muerte de tortugas juveniles en la costa oaxaqueña".

Los estudios se realizaron en coordinación con especialistas del Laboratorio de Investigación en Reproducción Animal (LIRA) de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO); el Centro Mexicano de la Tortuga (CMT); y la Universidad del Mar (UMAR) en Oaxaca.