Palos contra gas lacrimógeno en el centro de Morelia

Intentaron entrar al Congreso local, donde se discutían leyes de la reforma educativa.
Un integrante de la disidencia magisterial se lanza contra los uniformados.
Un integrante de la disidencia magisterial se lanza contra los uniformados. (José Estrada/Cuartoscuro)

México

Miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación atacaron con palos, tubos y rejas metálicas a integrantes de las policías Estatal Preventiva y Federal que resguardaban la sede del Congreso de Michoacán, donde los diputados discutían las leyes regulatorias de la reforma educativa. El saldo fue de cuatro uniformados heridos.

Desde temprana hora se montó un cerco de seguridad en las inmediaciones del Congreso estatal, conformado por al menos 400 efectivos de la Secretaría de Seguridad Pública federal, una cantidad semejante de la Estatal y unos 150 municipales.

Según la Secretaría de Gobierno, para evitar alguna contingencia toda vez que en el recinto legislativo se abordaría el tema de la reforma educativa, que han rechazado los profesores disidentes en Michoacán.

Además, por petición del presidente de la Mesa Directiva del Congreso local, Alfonso Martínez, se instalaron vallas metálicas para cercar la zona e impedir el ingreso de los profesores, quienes arribaron al lugar mientras realizaban en la Plaza Melchor Ocampo una actividad de corte cultural; sin embargo, los docentes se aglutinaron sobre avenida Madero frente al cerco.

Poco después de las 9:00 horas cerca de un centenar de profesores, encabezados por el secretario técnico, Eugenio Rodríguez, quien participó en días pasados en las agresiones contra la comitiva del secretario de Educación Pública Emilio Chuayffet, retiraron por la fuerza las vallas metálicas para después con un segueta contar algunas para armarse con los tubos.

Los agremiados a esta corriente sindical en reacción a la respuesta a la presencia policiaca tomaron las oficinas centrales de la Secretaría de Educación en el Estado, además de que cerraron las alcaldías de Uruapan, Huetamo y Sahuayo, en tanto que estudiantes de la Normal de Tiripetío bloquearon la carretera Morelia-Pátzcuaro.

Luego de algunas horas de protesta, gritos y consignas en el cruce de avenida Madero y Morelos Sur en el centro de Morelia, se calentaron los ánimos y en un intento de los manifestantes por esquivar el cerco policial, ambos grupos se hicieron de empujones, mientras el resto de los inconformes lanzaron tubos, piedras, botes y naranjas contra los elementos de seguridad, quienes resistieron el embate y evitaron el acceso de los disidentes al Congreso local.

Cerca de las 13:00 horas de nueva cuenta trataron de aproximarse al recinto y ocurrió otro enfrentamento contra la Policía Federal que respondió con gas lacrimógeno para dispersar a los agresores.

Los integrantes de la CNTE ingresaron al recinto legislativo minutos después de que concluyera la sesión y violentaron la oficina del diputado del Partido Nueva Alianza, Sarbelio Augusto Molina.

Alistan protestas

La CNTE acordó realizar protestas en los aeropuertos de las entidades, donde los congresos vayan avanzando en la armonización de la reforma educativa, se informó en los resolutivos del tercer congreso nacional extraordinario de la coordinadora.

El próximo martes los dirigentes del magisterio disidente se reunirán con el subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda Nava, para insistir en que se echan atrás las sanciones administrativas aplicadas a sus agremiados.