Paga Duarte con inmuebles al Instituto de Pensiones del Estado

El gobernador del estado dijo que el IPE decidirá qué propiedad le interese para solventar el déficit que tiene. Uno es el estadio de futbol Luis "Pirata" Fuente, la lista es amplia.
El gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa.
El gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa. (Isabel Zamudio)

Veracruz

El gobernador del estado, Javier Duarte de Ochoa reconoció que puso a disposición del Instituto de Pensiones del Estado algunos inmuebles propiedad del estado, para cubrir adeudos con el instituto.

Entre esos inmuebles estaría el estadio de futbol Luis "Pirata" Fuente que el año pasado entregaran en comodato al dueño del club de futbol Tiburones Rojos de Veracruz, Fidel Kuri Grajales.

El gobernador señaló que será el Consejo del IPE el que decida qué inmuebles le interesan más para poder solventar el déficit que tiene, pues la lista es amplia.

Duarte confirmó lo que ya había advertido el Observatorio de Finanzas Públicas, de que el Consejo General del IPE había aprobado aceptar bienes a cambio de los recursos de la Reserva Técnica que el gobierno del estado se habría gastado.

El investigador del Observatorio de Finanzas Públicas, Hilario Barcelata Chávez había señalado que el gobierno entregaría las instalaciones del estadio de futbol Luis Pirata Fuente, el estadio de béisbol "Beto Ávila" y hasta el Acuario de Veracruz.

Sin embargo, Duarte de Ochoa negó que en la lista este el Acuario de Veracruz o el estadio de Béisbol, este último propiedad de la Universidad Veracruzana.

Con algunas de las propiedades la administración estatal pretende pagar los recursos de la Reserva Técnica del IPE que han "desaparecido".

Él investigador advirtió que se debe revisar el estatus de cada inmueble, ya que algunos en vez de ayudar a las finanzas del Instituto pudiera resultarle una carga.

El Instituto de Pensiones del Estado tiene 28 mil 800 jubilados y pensionados.

Se trata de los burócratas estatales en situación de retiro de los tres poderes.

La nómina que se eroga para pagarles es de más 400 millones de pesos mensuales de los cuales el gobierno estatal aporta como subsidio 200 millones de pesos porque los ingresos del IPE por cuota de los trabajadores en activo y algunas reservas, no les alcanza para pagar las pensiones.

La actual administración ha mantenido retraso y adeudos en la entrega de los recursos lo que ha provocado que mes con mes los jubilados principalmente maestros de todos los niveles incluyendo de la Universidad Veracruzana, salgan a manifestarse.

Las pensiones mensuales van desde los que ganan apenas cuatro mil pesos al mes hasta los ex magistrados con pensiones superiores a los 100 mil pesos mensuales.

Duarte aseguró que buscan fortalecer al IPE a través de una iniciativa que le permitirá incorporar a sus activos bienes inmuebles públicos; asimismo, aseguró que este no es un esquema surgido de la presente gestión, sino que se ha venido realizando desde años atrás.

‎"Los trabajadores en activo, más las aportaciones patronales que el gobierno, los municipios y los organismos descentralizados y autónomos aportan, no alcanzan para pagar las jubilaciones y pensiones, simplemente alcanzan para pagar la mitad".

‎La mitad faltante ha sido cubierta por la administración a través de subsidios ordinarios y extraordinarios, porque lo presupuestado no es suficiente para sostener la carga financiera del organismo aseguró.