Padrés se arrepiente; da bienvenida a la Profepa

El mandatario de Sonora asegura que no existe división con el gobierno; “hay diferencias, pero también voluntad para trabajar con el presidente Peña Nieto”.
Además del rancho del mandatario, se investigan otros predios.
Además del rancho del mandatario, se investigan otros predios. (Héctor Téllez)

Sonora

El gobernador de Sonora, Guillermo Padrés, matizó ayer las críticas hacia funcionarios federales e incluso aseguró que el titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Guillermo Haro Bélchez, a quien públicamente solicitó la semana pasada que renunciara a su cargo, es bienvenido en el estado.

Durante la ceremonia en recuerdo de los Niños Héroes, el mandatario estatal habló con los medios de comunicación y se refirió al fideicomiso de 2 mil millones de pesos creado por Grupo México para reparar los daños provocados por el derrame de tóxicos del pasado 6 de agosto en los ríos Bacanuchi y Sonora.

Asimismo, dijo que ve “con muy buenos ojos” la creación de la comisión federal, designada por el presidente Enrique Peña Nieto, para atender la crisis provocada por el derrame.

En la víspera, el gobernador atribuyó a las omisiones de la Profepa la causa del derrame que provocó “el desastre ecológico más grave en la historia de México”.

El pasado lunes el gobernador pidió la renuncia de los delegados federales de Conagua, Profepa y Sagarpa por haber juzgado sin investigar el caso de la represa que se construyó en un rancho suyo, que presuntamente fue construida sin los permisos correspondientes.

Padrés aseguró que con el gobierno no hay división, “hay diferencias, siempre las ha habido, pero hay cosas que se pueden mejorar, hay unidad y disposición del gobierno del estado para trabajar junto al presidente Peña Nieto”.

Añadió que su familia está en la mejor disposición de colaborar con las autoridades federales, a quienes, aseguró, le han mostrado la documentación que han requerido.

Dijo que se han hecho algunas investigaciones en el estado por parte de la Conagua en predios ganaderos, incluyendo el de su familia, ubicado en Bacanuchi, en la zona alta del río Sonora.

Padrés declinó mencionar los nombres de los propietarios de los predios que son investigados “para que no se preste a malos entendidos”.

Además del rancho Pozo Nuevo de la familia del mandatario local, la Conagua investiga los predios de Alfonso Elías Serrano, ex senador, actual presidente del PRI en Sonora y ex candidato al gobierno estatal, derrotado por Padrés.

Asimismo, los ranchos de los senadores Claudia Pavlovich Arellano y Ernesto Gándara Camou, precandidatos del PRI a la gubernatura en las elecciones de 2015, y el predio de Jesús Cano Vélez, ex diputado federal y actual director general de la Sociedad Hipotecaria Federal del gobierno de la República.