Pactan tregua transportistas y gobierno de Oaxaca

Analizarán el posible aumento a la tarifa de 6 a 7 pesos. Confían empresarios en que al concluir emplazo los reciba el gobernador. Advierten que en caso contrario volverán a sitiar la capital ...

Oaxaca

Empresarios del transporte público concesionado y el gobierno de Oaxaca acordaron una tregua de tres días para que se haga un rápido estudio socioeconómico y se analice el incremento en la tarifa del pasaje de seis a siete pesos, luego de que el lunes sitiaran la capital oaxaqueña con bloqueos y toma de calles.

La presidenta del Consejo de Administración de la empresa “Chóferes del Sur” y vocera de los transportistas, Alejandra Gómez Candiani, dijo que se espera que al concluir la tregua de “buena voluntad”,  los inconformes puedan ser recibidos en audiencia por el gobernador Gabino Cué, para aclarar su situación.

Dejó claro que había un acuerdo pactado con el secretario de Vialidad y Transporte (SEVITRA), Carlos Moreno Alcántara, para elevar la taifa derivado al alza desmesurada que ha reportado los combustibles y las refacciones,- que se cotizan en dólares- además de que se encuentran al borde de la quiebra luego de haber financiado la compra de unidades nuevas.

“El alza es urgente, sino lo hacemos tendremos de despedir mucha gente y cerrar la operación de alguna de nuestras líneas de transporte”.

Los representantes de las empresas Transportes Urbanos de la Ciudad de Oaxaca S.A., Transportaciones Express Antequera S.A. y Transportes Urbanos Guelatao advirtieron que en caso de no ser atendidos por el gobernador en el plazo convenido volverán a sitiar la capital oaxaqueña.

En la mesa de diálogo sostenida a nivel institucional para atender la crisis en el transporte público de la ciudad de Oaxaca se acordó, mantener la tarifa vigente de seis pesos y revisar el estado mecánico de 400 unidades que deben salir de la circulación al estar considerada como “chatarras”.

También se planteó la firma de una carta compromiso entre las empresas concesionadas y el gobierno para poner en operación a la brevedad el servicio de metrobús.

Por otra parte, un estudio realizada por la Secretaría de Vialidad y Transporte (SEVITRA), advierte que con el alza propuesta por las empresas concesionarias del servicio de transporte público en la ciudad de Oaxaca, con siete pesos de pasaje, permitirá a las empresas obtener beneficio económicos por 122 millones 68 mil 301 pesos anuales y con la tarifa de seis pesos ganarían beneficios económicos por 900 millones de pesos.

La flota vehicular está integrada por 911 autobuses amparados con concesiones y que durante un recorrido diario de 145 mil kilómetros, en 78 rutas, mueven a 400 mil personas, y más de la mitad de esta población, se estaría transportando en 480 automotores de modelos entre los años 2004 y 1991, fuera del modelo que la ley permite. Ello, sin incluir el pésimo estado físico, eléctrico y mecánica de las 480 unidades de servicio público.

Por cierto, el autobús más viejo, modelo 1991, es de la empresa Tucdosa, una de las empresas que ayer paralizó el servicio y desquició la capital oaxaqueña.

Sólo 412 autobuses cumplen el requisito de estar dentro de la Norma, al ser modelos comprendidos entre los años 2005 hasta 2015, pero es importante aclarar que de este último año, estamos hablando solamente de tres autobuses en circulación, uno de Sertexa y dos de la Chóferes del Sur.

Otro dato importante, es que del total del parque de autobuses, solamente el 20 por ciento acude a verificación vehicular, sin que ello signifique que pasen la prueba.