PRD asume que será contrapeso real para el PRI en Guerrero

Demetrio Saldivar, secretario general del PRD, dijo que pese a perder la gubernatura y el Congreso local, al partido "no le fue tan mal" en los comicios, pues gobernará más del 40% de la población.

Chilpancingo

Demetrio Saldívar Gómez, secretario general del PRD, sostuvo que pese a la derrota del 7 de junio pasado, el perredismo guerrerense fue el que logró captar la mayor cantidad de votos en el contexto nacional.

Comentó que de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Información (Inegi), Guerrero tiene una población superior a los 3 millones 300 mil habitantes. Con base a los resultados electorales, el PRD habrá de gobernar a por lo menos un millón 530 mil ciudadanos.

Indicó también, que de los 81 municipios que integran la entidad, el partido del sol azteca habrá de gobernar los 15 más grandes, entre ellos Acapulco; Zihuatanejo, Ometepec, Teloloapan, Petatlán y Pungabarato, por mencionar algunos.

Explicó que al seno del PRD se ha entrado en un proceso de análisis de los resultados, reconociendo que de cometieron errores antes y durante la campaña, sin embargo, destacó que se está en el proceso de recomponer el camino.

Por esa razón, indicó que pese a perder la gubernatura del estado y el control del Congreso local, al partido del sol azteca "no le fue tan mal" en los comicios, pues será gobierno para más del 40 porciento de la población.

Recordó que una vez superada la contienda, los integrantes de la dirigencia del partido amarillo se dieron a la tarea de recorrer las siete regiones, abrieron la oportunidad para que la militancia expresara su impresión de lo que fueron los comicios, lo que permitió tomar nota de los errores cometidos.

En la discusión posterior a la elección surgieron planteamientos como el de desaparecer a las corrientes, ante esto, Saldivar Gómez destacó que si no hay corrientes prevalecerán los grupos y sin ellos lo que se conoce como sectores, lo que daría paso a la integración de grupos fácticos que no estarían reguladas por los estatutos, como actualmente sucede.

Bajo dichas consideraciones, Saldivar Gómez refiere que el partido del sol azteca está en condiciones de trabajar con miras a un reposicionamiento real, razón por la que anticipa que habrá de manejarse como una oposición real, con la capacidad de ser un contrapeso para el PRI, que ocupará el gobierno estatal pero sin ser un obstáculo para el desarrollo.

Incluso, anticipó que el PRI no podrá retornar al poder con una actitud autoritaria, pues tendrá frente a sí, un PRD que viene de la experiencia de ser gobierno y que sabrá fijar posturas críticas cuando sea necesario.