PRD sin "moneda de cambio" para negociar reforma energética: Cárdenas

El fundador del PRD dijo que su partido irá a la votación de las propuestas de dicha reforma y en caso de que el resultado le sea adverso, “tendremos una última opción en la Constitución, que es ...
El Coordinador de Asuntos Internacionales del gobierno del Distrito Federal,Cuauthémoc Cárdenas Solórzano.
El Coordinador de Asuntos Internacionales del gobierno del Distrito Federal,Cuauthémoc Cárdenas Solórzano. (David Monroy )

Cuernavaca

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) no tiene moneda de cambio para entrar a una negociación de la reforma energética, por lo que "será una votación -en el Congreso federal- que se gane o se pierda", afirmó el fundador de ese partido, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

Al dictar una ponencia magistral en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), el Coordinador de Asuntos Internacionales del gobierno del Distrito Federal, dejó entrever que la izquierda mexicana no tendrá -por si sola- los votos en el Congreso federal para imponer la propuesta energética de su partido, y en cambio existe un riesgo real de que las propuestas del Ejecutivo federal o del PAN sean las que “pasen”.

Ante tal escenario, Cárdenas Solórzano reconoció que "espera sensatez" de los diputados y senadores mexicanos para evitar que la reforma energética que se apruebe, conlleve desestimar al sector eléctrico y al petróleo como estratégicos para el país, al ponderar que las iniciativas del presidente, Enrique Peña Nieto y del PAN son, además, "extranjerizantes y privatizadoras", y no prevén fortalecer a Petróleos Mexicanos (PEMEX), ni invertir en las industrias que deriven del carburo., por lo que reiteró que la propuesta del PRD no sólo tiene una visión nacionalista, sino de largo plazo y de reinversión de la riqueza nacional.

En el foro "Las Juventudes y su Impacto Social en América Latina", Cárdenas insistió en que PEMEX debe cambiar su régimen fiscal para convertirse en una verdadera empresa nacional, que reinvierta sus ingresos en la manufactura de otros productos en la petroquímica o en los hidrocarburos.

Sin embargo, en su planteamiento, el ex gobernador de Michoacán no dejó de lado que en el Congreso federal no habrá una posibilidad para que su partido entre en una negociación para el “pase” de la reforma petrolera, por lo que sugirió que en caso de que la votación le sea adversa a la propuesta perredista –a mediados de noviembre se comenzará a discutir en el Senado—“tendremos una última opción en la Constitución, que es la consulta popular”.

En esa vertiente, Cárdenas dibujó que la estrategia de su partido y de “amplios sectores de mexicanos”, será evitar la consumación de la reforma energética del PAN o del Ejecutivo a través de la manifestación de más de un millón y medio de mexicanos, a través de la consulta popular, misma que tendría que realizarse hasta cercano el 2015 y que buscaría revertir la probable aprobación de la reforma energética que para entonces ya se habría aprobado.