En Morelos buscan desacreditar al PRD

El diputado local, Juan Flores, aseguró que dijo que hay militantes que buscan ensuciar el proceso interno del partido. 

Cuernavaca

El homicidio de un militante perredista este fin de semana, y la localización de trailers y camiones de pasajeros llenos de despensas, son hechos que intentan ser ligados como parte de una campaña de descrédito del proceso electoral del Partido de la Revolución Democrática del fin de semana pasado, aseguró el diputado local, Juan Ángel Flores Bustamante, ex presidente estatal de ese partido.

Flores Bustamante, con más de 20 años de militante en el partido del sol azteca, subrayó que han quedado claros los intentos de algunos personajes de su mismo partido, que han intentado deslegitimar y ensuciar el proceso con acusaciones que no han podido comprobar, pero que pueden ser sujetos a una investigación para que aporten datos sobre la forma en que accedió a la información que denunció.

Desde el viernes por la noche, el Senador perredista, Fidel Demédisis, denunció que por la tarde había sido robado y luego “localizado”, un camión de pasajeros, con cientos de despensas en su interior; por la noche, denunció ante los medios de comunicación que, junto con varios de sus seguidores, habían “interceptado” dos trailers y varias camionetas pick ups llenas de despensas, mismas que serían entregadas a quienes votaran por las planillas vinculadas o afines al gobernador del estado, Graco Ramírez, según denunció.

Este miércoles, Demédicis dijo que ante la serie de irregularidades encontradas, solicitará la cancelación del proceso electoral nacional en Morelos.

A estos hechos, se sumó este lunes la localización del cuerpo del militante perredista, José Carmen Ortíz Villanueva, militante de ese partido y miembro de la corriente Izquierda Democrática Nacional (IDN), que fue plagiado la mañana del domingo durante el proceso electivo de ese partido, y 24 horas después localizado disuelto en ácido, muy cerca de donde fue “levantado”.

Flores Bustamante consideró que no hay forma de ligar el asesinato de un compañero de su partido con la elección del domingo, sin embargo, destacó que resulta trágico y de mal gusto que actores de su partido intenten deslegitimar la elección perredista con dicho acontecimiento y sumarlo a las versiones del reparto de despensas, para obtener notoriedad y proponer la invalidación del proceso del domingo pasado.