PRD apoya ‘incondicionalmente” a la CNTE

El secretario general del Comité Ejecutivo Nacional del PRD, Alejandro Sánchez Camacho, aseguró que respaldarán a la Coordinadora en su lucha contra la reforma educativa.

Oaxaca

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) apoyará “incondicionalmente” a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en su lucha contra la reforma educativa promulgada por el presidente Enrique Peña Nieto.

Así lo afirmó el secretario general en el Comité Ejecutivo Nacional del PRD, Alejandro Sánchez Camacho, durante la inauguración del Foro Nacional Educativo organizado por la corriente Izquierda Democrática Nacional (IDN), encabezada por René Bejarano.

"Como PRD nuestro apoyo y respaldo a los maestros rebeldes y combativos que se organizan en la CNTE, en particular al magisterio del Estado de Oaxaca”, señaló.

Sánchez Camacho indicó que los docentes oaxaqueños y de la CNTE, "encontrarán en nuestro instituto político solidaridad sin condicionamiento alguno a sus movimientos en contra de la reforma educativa”.

Por otra parte, René Bejarano se pronunció por la dignificación de  la labor docente al frente de los salones de clase y culpó al gobierno federal de profanar la Constitución y amenazar que seguirá desvirtuando su contenido y nuestra historia.

“108 años después de la proclama de Ricardo Flores Magón,  la educación pública está minada por su privatización y el abandono paulatino de su carácter laico”, acusó.

Bullying por culpa del gobierno

Por su parte, la vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Aleida Alavez, reiteró su llamado a combatir el bullying a través de programas como el PTEO que se aplica en Oaxaca y demandó políticas públicas contra la deserción escolar.

“Ya es tiempo que la educación esté en manos de los educadores y no de políticos oportunistas, por lo que convocó al secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet  a renunciar si no puede atender la educación de este país. “Si no puede, renuncie y deje la educación en manos de los maestros”.

Acusó al gobierno de Enrique Peña Nieto de no atender el futuro educativo, porque está más preocupado en cómo hacer negocio, en cómo aplastar al sindicalismo educativo, en renegar de nuestra historia común y en auspiciar reformas burocráticas que no resuelven la problemática de la enseñanza en el país.

“Estos últimos días fuimos convulsionados, como sociedad y como padres de familia, por otro tipo que violencia que se ha asentado en las escuelas sin que a nadie parezca importarle. El bullying ya cobró la vida de un inocente a manos quienes quizás también sean víctimas de la violencia en su esfera familiar”, dijo.