Ordenan reubicación y 200 familias se niegan

La Secretaría de Protección Civil de Guerrero detectó zonas vulnerables en varias colonias y fraccionamientos de Chilpancingo.
Hay varias zonas habitacionales susceptibles a inundaciones, pero no pueden ser desalojadas a la fuerza.
Hay varias zonas habitacionales susceptibles a inundaciones, pero no pueden ser desalojadas a la fuerza. (Javier García)

México

El subsecretario de Protección Civil de Guerrero, Constantino González Vargas, notificó que 200 familias deben reubicarse por estar en zonas de alto riesgo en varias colonias de Chilpancingo. Sin embargo, expresó su preocupación porque se niegan a salir de sus casas.

El funcionario aclaró que no existe la posibilidad de utilizar la fuerza pública para desalojarlos, en caso de que decidan permanecer en las colonias Emperador Cuauhtémoc, el fraccionamiento Río Azul, Villas Vicente Guerrero, Villas Magisterio y Villas El Parador.

Indicó que las lluvias que generaron Manuel e Ingrid humedecieron el suelo, reblandecieron laderas y las saturaron, por lo que si no hay trabajos de estabilización se pueden colapsar.

Detalló que el desalojo está avalado por el Centro Nacional para la Prevención de Desastres (Cenapred), aunque aclaró que la decisión de abandonar el lugar reside fundamentalmente en las familias que permanecen en situación de riesgo.

Reconoció que hay mucha conciencia en familias que ya están fuera de las barrancas, se han alojado con familiares, amigos y vecinos, pero también reprochó mucha resistencia de algunos.

Explicó que en las colonias notificadas los vecinos reportan ruidos extraños en el suelo, lo que les genera temor y ha movilizado a personal especializado del Cenapred, órgano que emitió los dictámenes de desalojo.

Representantes de colegios de ingenieros, arquitectos y académicos de varias instituciones de nivel superior solicitaron que la reconstrucción de Chilpancingo se realice con orden, respetando el cauce del río Huacapa, de sus 44 barrancas y con la reubicación de las viviendas que permanecen en todas las zonas consideradas de alto riesgo.

Representantes de los bienes comunales de Tilapa, perteneciente al municipio de Malinaltepec, solicitaron al gobierno estatal la entrega de 60 millones de pesos para reubicar en tierras ejidales y pequeñas propiedades de San Luis Acatlán a 4 mil 800 personas, pues su pueblo fue completamente arrasado por el huracán Manuel.

ASENTAMIENTOS CERCA DE RÍOS

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano informó que al menos 35 por ciento de las comunidades de Guerrero están asentadas en zonas de riesgo.

Entrevistado en MILENIO, el titular de la dependencia, Jorge Carlos Ramírez Marín, precisó que ese porcentaje de comunidades está asentado cerca de ríos, de cerros o de “levantamientos del suelo”.

Explicó que esto responde a una lógica utilitaria de los ayuntamientos, “en dónde resulta más práctico que vivas aunque tengas y corras un enorme riesgo”.

Sobre las recientes inundaciones en el estado por el paso del huracán Manuel, el funcionario adelantó que la Comisión Nacional del Agua trabaja en el dictamen para comenzar con una averiguación.

Reveló que la dependencia encontró una desviación en el cauce de un río, lo que puede ser uno de los factores de las afectaciones por lluvias.

“Se le hizo un caprichoso giro a la izquierda, lo cual no solo aceleró el curso del río, sino que además toda la zona inundada es justamente esta curva que no estaba y que se le hizo al río”, agregó.

“(Las colonias) Colosio y Cecsa, están asentadas sobre lo que fue un desagüe natural de la laguna; ya el hecho de asentarse ahí ya era un riesgo”, dijo.

El titular de la Sedatu advirtió que se trabaja en un nuevo “filtro” a escala federal, que evite que se otorguen permisos en zonas consideradas de riesgo y que se sancione en caso de hacerlo.