Olvidan poner rampas en el nuevo edificio del Congreso de Querétaro

Trabajadores de la obra tuvieron que cargar a varios jugadores en sillas de rueda hasta el área de Galerías para recibir un reconocimiento. La obra tuvo un costo de 200 mdp.

Querétaro

Los diputados queretanos estrenaron sede del Poder Legislativo que costó más de 200 millones de pesos. Es de vanguardia dicen, pero olvidaron construir rampas, por lo que ya tuvieron su primer tropezón, pues en un evento para veteranos para homenajear a los Gallos Blancos tuvieron que cargar a varios en su silla de ruedas.

Y es que la falta de rampas en la nueva sede del poder legislativo, obligó a trabajadores de la obra (aún no se inaugura formalmente) y de la Cámara de Diputados a subir cargados hasta el área de galerías a los exjugadores.

Como no hay elevadores o rampas, los familiares de algunos de los veteranos manifestaron su molestia ante la falta de espacios para personas que sufren de alguna discapacidad.

Así subieron al ex futbolista Gabino Pérez.

"Cuatro trabajadores nos hicieron favor de subir la silla. Él es Plácido Moreno y va a recibir reconocimiento, pero no hay elevador, no hay rampas, no hay nada de accesibilidad", dijo María Olimpia Moreno, familiar de uno de los Gallos Blancos Veteranos.

Los ex jugadores recibirían la medalla Pedro Septién y para ello, tendrían que llegar al área de Galerías, un piso arriba de la sala de sesiones de pleno.

Los diputados visiblemente sonrojados del "olvido" dijeron que mandarán a realizar adecuaciones al proyecto arquitectónico que será inaugurado en la zona sur de la capital de la ciudad.