Obras de SCT en Cuernavaca obligan a desecar lago artificial

El titular de la SDS dijo que por la ampliación de la autopista México-Acapulco gran cantidad de agua de lluvia y aguas negras, colapsaron varias bardas que cayeron dentro del lago de ...
La caída de la materia orgánica, combinada con el lodo y otros desechos, iniciaron una descomposición del agua del lago, y la pérdida paulatina de decenas de peces que ahí habitaban.
La caída de la materia orgánica, combinada con el lodo y otros desechos, iniciaron una descomposición del agua del lago, y la pérdida paulatina de decenas de peces que ahí habitaban. (David Monroy)

Morelos

La secretaría de Desarrollo Sustentable (SDS), se vio obligada a drenar el lago del parque local y reserva ecológica conocida como "Barranca de Chapultepec", debido a su contaminación con lodo y aguas negras, que además afectaron e inundaron otras áreas del parque y residencias particulares, ubicadas a un costado de la construcción de la vía carretera conocida como el Paso Express.

Topiltzin Contreras MacBeth, titular de la dependencia, confirmó que debido a los trabajos de ampliación de la autopista México-Acapulco, en su tramo Cuernavaca Paso Express (también conocido como Libramiento de Cuernavaca), una gran cantidad de agua de lluvia y aguas negras, colapsaron varias bardas y terminó por caer –barranca abajo- dentro del lago de Chapultepec, por lo que se determinó su desagüe.

Explicó que la caída de la materia orgánica, combinada con el lodo y otros desechos, iniciaron una descomposición del agua del lago, y la pérdida paulatina de decenas de peces que ahí habitaban, lo que obligó a la apertura de las compuertas para permitir la salida de cientos de miles de litros de agua que fueron desechados a una barranca contigua.

En una entrevista, el funcionario reconoció que "algunos" de los peces que vivían en el lugar, morirán debido a la falta de agua, sin embargo, consideró que la resistencia de la carpa que ahí habitaba le permitirá soportar vivir en las cantidades reducidas de agua que quedaron en el fondo del lago, en tanto realizan el llenado del vaso lacustre.

La caída desde lo alto de lodo y aguas negras no sólo afectó el lago referido, sino también otros sectores del parque, como es una zona de criaderos de peces –por ahora en desuso- por lo que será necesario realizar una labor de limpieza profunda, tanto en las zonas construidas, como en las laderas de la barranca.

Rosa García Avilés, es una ama de casa que fue testigo de cómo el desfogue del agua que viene de la carretera, pasó junto a su casa, ubicada al borde de la barranca. Relató a este medio de comunicación que cuando llovió hace un par de días, el agua no sólo invadió su casa, sino que derribó la barda que estaba al final de la privada.

"Pasó por aquí, se llevó todo y cayó todo el lodo y la suciedad en el lago y en el parque", relató.

Adalberto Hernández, otro de los habitantes de la zona afectada, puso en duda la capacidad de ingenieros y arquitectos de la empresa que realiza los trabajos bajo el auspicio de la SCT, ya que "hasta nosotros que no somos nada, nos damos cuenta de lo que va a suceder. ¡Se los dijimos! Pero no nos hicieron caso", dice el afectado, mientras una máquina realiza varios viajes para sacar de su jardín las toneladas de lodo que dejó el paso del agua por su propiedad.

Pero no sólo el parque Barranca Chapultepec y su lago, y las cosas aledañas, resultaron afectadas con el colapso de las bardas por la acción del agua de lluvia y aguas negras, al menos cinco casas de la colonia Ampliación Chapultepec, resultaron afectadas con lodo y aguas sucias debido a que las obras del Paso Express desviaron el flujo natural del agua, y lo dejaron a la deriva, lo que provocó que enormes cantidades de líquido se precipitaran hacia abajo, derribarán bardas, llenaran de lodo y suciedad –hasta un metro en algunos espacios- varios inmuebles.

Desde hace varios meses, las obras del Paso Expresa que construye la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) no sólo ha propiciado decenas de inundaciones de casas habitación que se encuentran en las colonias ubicadas al costado de la autopista México-Acapulco, en su tramo que traviesa Cuernavaca. También ha generado más de 130 accidentes automovilísticos, de los cuales han resultado muertas once personas, entre ellas, el hijo de un alto funcionario de la secretario de Gobernación.

Los habitantes y afectados atribuyen a la mala planeación de la empresa, pero también a la falta de supervisión de la SCT en todos los rubros, ya que no sólo se carecen de señalamientos y personal para "banderear", sino también la falta de cuidado para mantener ordenadas las vallas de plástico anaranjadas que constantemente aparecen movidas, volteadas o desacomodadas, lo que genera confusión y accidentes a los automovilistas que transitan dicha vía a una velocidad promedio de 70 kilómetros por hora.

De acuerdo con cifras de la Coordinación de Protección Civil estatal, las obras del Paso Express mantienen en constante riesgo a unas 16 mil familias que igual son afectadas por la falta de agua, el deterioro de sus inmuebles por las obras y las excavaciones o por la modificación del entorno que ha generado que el agua de lluvia termine por agredirlos aún más.

Pero además de lo anterior, organizaciones ambientales, como el grupo Guardianes de los Árboles han registrado la tala de más de tres mil árboles sanos para la construcción de la vía, que conecta a la autopista México-Cuernavaca con la Cuernavaca –Acapulco.