Obras en Tajamar, con el aval de la Semarnat

El secretario de Medio Ambiente dice que los permisos se otorgaron el sexenio pasado y que en su gestión no habría autorizado el proyecto.
Especialistas recorrieron la zona en busca de eventual fauna afectada por la construcción.
Especialistas recorrieron la zona en busca de eventual fauna afectada por la construcción. (Javier Ríos)

Cancún y México

El secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Rafael Pacchiano, reconoció que las obras en Tajamal cuentan con el aval de la dependencia a su cargo.

Sin embargo, detalló que ellos “heredaron este tema, pues las autorizaciones se dieron entre 2005 y 2006, cuando no existía ninguna prohibición para no afectar el manglar”, sostuvo el funcionario.

En entrevista, el Pacchiano declaró que durante su gestión no se hubiera autorizado el proyecto con el que se pretende construir en el manglar Tajamar de Cancún, Quintana Roo.

Tras sostener un encuentro con expertos en biodiversidad, declaró que “un proyecto de estas características nosotros no lo hubiéramos autorizado nunca”.

Además, reiteró que los permisos no se expidieron en su gestión y que se han cumplido las condicionantes para ejecutar el proyecto, por lo que los particulares decidirán si continúan la obra.

Enfatizó que los trabajos realizados derivaron de un derecho vigente y “nosotros tenemos la obligación de cumplir con la ley”.

En tanto, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) realiza una visita de inspección para verificar impactos a la vida silvestre, no autorizados por la Secretaría de Medio Ambiente al proyecto Malecón Tajamar en Cancún, Quintana Roo.

La dependencia explicó que en dichas acciones se revisará también el cumplimiento previsto en la Ley Federal de Responsabilidad Ambiental, así como en materia de Impacto Ambiental y Forestal; y determinar si la remoción de vegetación se llevó a cabo cumpliendo con términos y condiciones del Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA).

La inspección iniciada este martes la encabeza el titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Guillermo Haro Bélchez, en compañía de funcionarios, especialistas y técnicos de oficinas centrales y de la entidad.

El objetivo es que en caso de encontrar ejemplares de fauna silvestre afectados por la remoción de vegetación, se ordene la reparación o compensación correspondientes que marca la Ley Federal de Responsabilidad Ambiental.

En días pasados, el director jurídico del Fondo Nacional de Turismo (Fonatur), Manuel Mercado, responsabilizó al ex presidente Calderón de haber autorizado las obras.

Sin embargo, el mandatario respondió en su cuenta de Twitter: “La autorización de #Tajamar fue 2/2005, 1.5 años antes de mi gobierno. Luego publicamos ley que prohibía la tala de mangle”.

Al respecto, el Fonatur, también en Twitter, reviró:  “Las autorizaciones ambientales se otorgaron en ‘05 y ‘06; las prórrogas a su vigencia en ‘09 y ‘11 #MaleconTajamar”.