Obliga la CNTE a cerrar escuela secundaria en Oaxaca

La directiva de la Secundaria Técnica No. 164 en esta ciudad denunció que docentes disidentes los amenazaron con desalojar el plantel si no paraban labores, por lo que decidieron suspender clases.
Aún no se ha logrado restablecer las actividades educativas al 100 por ciento en escuelas de Oaxaca.
Aún no se ha logrado restablecer las actividades educativas al 100 por ciento en escuelas de Oaxaca. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

Un grupo de docentes acudieron a la escuela secundaria técnica No 164 de la ciudad de Oaxaca y de forma violenta y bajo amenazas a los directivos pretendieron cerrarla.

La directiva del colegio denunció que profesores agremiados a la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), amenazaron con desalojar el plantel en caso de que no paren labores.

El director Perfecto Pérez Vázquez, dijo que este jueves por la tarde un grupo de sindicalizados ingresaron a la institución, una comisión de tres personas entró a su oficina para dialogar, en donde le pidieron sumarse a las acciones de protesta incluyendo la suspensión de clases.

Sin embargo, señaló que las personas que se quedaron al exterior realizaron actos vandálicos en la escuela, retiraron una lona con la identificación del plantel, también atacaron a un maestro por grabar con su teléfono lo que ocurría y le quitaron el aparato.

"Como medida de seguridad, decidimos parar labores, porque nos han amenazado con desalojarnos, lo hacemos para evitar que se tenga algún tipo de afectación para los mil 430 alumnos que acuden a clase en dos turnos", afirmó.

Aseguró que también son parte de la Sección 22, pero no comparten la forma en que realizan protestas y causan afectaciones a terceras personas, por ello, los responsabilizaron de cualquier situación que pueda generarse contra estudiantes y personal de la institución educativa.

Detalló que en ningún momento habían parado las actividades a pesar de la convocatoria al paro desde el pasado 15 de mayo, pues no quieren afectar a los estudiantes; "pero ante esta situación, es mejor evitar cualquier tipo de agresión, sobre todo, porque los alumnos están en las aulas y no queremos que sean afectados".