Obispos piden tregua en Oaxaca

Los seis jerarcas católicos en Oaxaca pidieron que el diálogo entre CNTE y Segob sea propositivo; además, propusieron crear un Comité Ciudadano que dé seguimiento a los acuerdos.
Bloqueo de maestros de la sección 22 en Nochixtlán, Oaxaca.
Bloqueo de maestros de la sección 22 en Nochixtlán, Oaxaca.

Ciudad de México

Obispos de Oaxaca llamaron a las autoridades y a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación a declarar de inmediato una "tregua general" que propicie una seria reflexión, serene los ánimos y permita sentar las bases de un diálogo propositivo y trasparente. Además, pidieron crear un Comité Ciudadano que dé seguimiento y garantice el cumplimiento de los acuerdos.

Este sábado, integrantes de la sección 22 levantaron los bloqueos que mantenían en carreteras del estado, como una tregua de fin de semana, pero este fin de semana volvieron a cerrar caminos.

En un comunicado, los seis jerarcas católicos de Oaxaca destacaron que es urgente detener toda expresión de violencia, donde quiera que se manifieste, "para tomar y recorrer juntos el camino que busca soluciones justas a los problemas sociales".

Los hechos lamentables de los últimos días, indicaron, "nos duelen y nos interpelan a todos ¿Qué nos ha dejado la violencia y posturas enfrentadas?: muertos, heridos, saqueos y vandalismo en diferentes lugares, enfermos no atendidos y miles sin poder transitar o trabajar para llevar el sustento diario a su familia; se ha hundido en el dolor a familias y dañado más a toda la sociedad. ¡Es necesario reconocer y respetar los derechos de todos! Reflexionemos.

"Todos somos parte de la misma sociedad, debemos aprender a buscar juntos lo que necesitamos para mejorar; no podemos dividir la sociedad en buenos y malos; si nos estamos señalando y acusando mutuamente será difícil tender puentes de entendimiento para el bien común, provocando un México fragmentado y un Oaxaca dividido", señalaron.

Al referirse al diálogo iniciado entre la CNTE y Gobernación, los obispos consideraron que es un paso más hacia la reconciliación social. "Esperamos un diálogo que, con sinceridad, prudencia y honestidad, busque soluciones a las causas del conflicto social que nos afecta a todos y no se limite a negociaciones y soluciones pasajeras; un diálogo sustentado en los valores humanos como el respeto a la vida, a la integridad de las personas y a la justicia social; un diálogo cimentado en la verdad, que abone a la unidad y de prioridad al bien de toda la sociedad; un diálogo que genere acuerdos claros y sustantivos a los que un Comité Ciudadano pueda darle seguimiento".

Se pronunciaron por que este comité sea "imparcial con miembros representantes de diferentes sectores de la sociedad, con capacidad profesional y calidad moral que garantice el seguimiento y el cumplimiento de los acuerdos; que sea el puente de las preocupaciones, urgencias y apoyos de la sociedad a los diferentes actores; que también informe y motive una participación cada vez más activa y responsable de la sociedad".