Entre policías y blindaje, realizan audiencia de Cué

El Palacio de Gobierno de Oaxaca fue altamente resguardado luego de una amenaza radiofónica hecha por un ciudadano contra el gobernador del estado.

Oaxaca

La celebración de la audiencia pública 39 del gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, se realizó con un blindaje especial por un dispositivo montado por las fuerzas estatales de seguridad, luego de la amenaza anónima que lanzó un ciudadano.

La amenaza la realizó un ciudadano a través de una estación de radio; amagó con atentar contra el gobernante, quien encabezó el evento que se llevó a cabo en la sede del Palacio de Gobierno.

Tanto en el exterior como el interior del inmueble se aumentó en el número de elementos policiacos, quienes utilizaron detectores de metales y arcos electrónicos de seguridad en las puertas de ingreso para revisar a los asistentes y evitar el ingreso de armas de fuego o explosivos.

El Comisionado de la Policía Estatal Cuauhtémoc Zúñiga Bonilla, confirmó que el dispositivo de seguridad aplicado luego de la amenaza, es discreto, pero busca inhibir cualquier atentado contra el gobernador.

Detalló que previo al desarrollo de la audiencia se ingresaron binomios caninos dentro de la sede gubernamental para detectar algún tipo de explosivos.

En tanto, el director de Averiguaciones Previas dependiente de la Procuraduría General de Justicia (PGJO) Luis Sánchez Castellanos, reconoció que se integró un acta circunstanciada, luego de la llamada telefónica que se reportó en una radiodifusora local, donde en el noticiario, en una llamada al aire una persona que no se identificó, lanzó una amenaza de muerte en contra del gobernador.

Abundó que para lograr la identificación del responsable se buscaría solicitar ante las compañías telefónicas el número de registro del teléfono donde se hizo la amenaza para lograr la detención del presunto implicado.

A través de la estación de radio, el ciudadano pidió al gobernador retirarse del cargo o de lo contrario “lo tendré que matar”. Afirmando que fue por  culpa del gobierno de Oaxaca que “mi padre murió, por los maestros la ambulancia nunca llegó y ahora me toca ir contra él y el líder del sindicato”, esto con posible referencia al secretario general de la sección 22 CNTE, Rubén Núñez Ginés.

La llamada tuvo una duración de por lo menos 5 minutos, en donde la persona manifiesta la nula respuesta que el gobierno de Oaxaca ha tenido con respecto a los movimientos del magisterio.

En tanto, el vocero y Coordinador de Comunicación Social del gobierno estatal Miguel Ángel Muñoz,  dijo que no se puede inhibir la libertad de expresión,  afirmando  que “los medios pueden publicar todo lo que quieran, sin embargo hay una línea donde la libertad de expresión podría convertirse en un acto delincuencial cuando se amenaza o insulta”.

Muñoz al referirse a una llamada telefónica realizada en un medio de comunicación radiofónico, afirmó que este hecho está siendo investigado, sin embargo, las actividades que realiza el Gobierno de Oaxaca se continuarán ejerciendo con normalidad, tal y como lo demuestra la 39 Audiencia Pública en Palacio de Gobierno, donde el Jefe del Ejecutivo Estatal tiene contacto franco y personal con la ciudadanía.

A pregunta expresa, añadió que en Oaxaca no se coarta el derecho de expresión de nadie, toda vez que  los programas radiofónicos tienen abiertos los micrófonos para atender a la ciudadanía, lo cual es testimonio del ánimo democrático que existe en la entidad, donde se escuchan y atienden todas las voces, pero –lamentablemente- este tipo de libertades pueden ser orientadas para transgredir la Ley.

Detalló que hasta el momento no existe reporte alguno por la muerte de algún ciudadano a causa de bloqueos. Sin embargo, se mantienen las investigaciones en curso para deslindar responsabilidades.