Alcalde de Oaxaca presenta su último informe de gobierno

Luis Ugartechea destacó que durante su mandato se alcanzó la reconstrucción del tejido social.

Oaxaca

El presidente municipal de la Ciudad de Oaxaca, Luis Ugartechea, presumió haber alcanzado en los últimos tres años la reconstrucción del tejido social, que ha permitido que haya una sociedad menos fragmentada, que ha aprendido a valer su exigencias y libertades mediante una nueva política de diálogo.

Al rendir su último Informe de Gobierno y en un hecho histórico en los últimos 40 años sin que ningún presidente municipal electo había concluido su gestión, informó que hereda y deja una administración si deudas y sin pasivos, caminando y con finanzas sanas y transparentes..

Ugartechea resaltó que su gobierno buscó la reconstrucción del tejido social, con base al pluralismo, el respeto a la diversidad y el disenso, valores que enriquecen la vida pública y honran la práctica leal de la política.

Dijo que durante su gestión se empleó un modelo de gobernanza ciudadano y democrático, que permitió mantener la gobernabilidad y la paz social. "Gobernamos con un modelo diferente al del antiguo modelo jerárquico, en el que las autoridades ejercían un poder vertical sobre los grupos y ciudadanos que constituyen la sociedad civil", dijo.

Acompañado por el secretario de Administración, Gerardo Vargas Varela –en representación del gobernador Gabino Cué Monteagudo--, el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Alfredo Lagunas Rivera y el comandante de la XVIII Zona Militar, José Luis Pilar Rodríguez, destacó que durante los tres años de gobierno se priorizó la aplicación de políticas públicas.

Las cuales, afirmó, se encuentran enmarcadas en la defensa y promoción de los derechos humanos, de justicia social, así como de equidad e igualdad de oportunidades, objetivos planteados en el Plan Municipal de Desarrollo 2011-2013 que enaltecen la suprema dignidad de las personas.

"La acción política de nuestro gobierno, se encuadró en la construcción colectiva del desarrollo sustentable que persigue el bienestar y la libertad, sobre la base de la igualdad inalienable entre los seres humanos. Para impulsar esta política, realizamos un cambio de paradigma en el modelo de desarrollo urbano, al dar prioridad a las necesidades de las colonias y barrios periféricos, sin postergar al Centro Histórico y colonias aledañas", apuntó.

Asimismo dijo que las acciones desarrolladas desde la periferia al centro, permitieron cumplir el compromiso de direccionar a los núcleos más carenciados, trabajo que se verá reflejado en los indicadores de desarrollo de la ciudad en el próximo censo que realice el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Aclaró que ninguna de las 727 obras y acciones que significaron una inversión de 633 millones 615 mil pesos, se construyó para satisfacer el ego del gobernante; sino que todas fueron consensuadas con las mujeres y hombres integrantes de los Comités de Vida Vecinal.

"Las obras se construyeron para disminuir la brecha de pobreza y mejorar la calidad de vida de las y los oaxaqueños más necesitados. Más allá de las opiniones interesadas de mis detractores y de las operaciones políticas montadas en campañas mediáticas, los vecinos son testigos de las acciones realizadas en este trienio", expresó.

En este sentido, el edil capitalino externó su deseo de hacer patente que cumplió con los cuatro compromisos fundamentales que adquirió con la ciudadanía desde el primer día de gestión:

"Ser un presidente municipal de tiempo completo y terminar mi mandato. Impulsar una nueva política social dirigida a resarcir la deuda con los sectores más desprotegidos del municipio. Aplicar el 70% del presupuesto destinado a obras públicas, en colonias, barrios y núcleos suburbanos. Y ser un gobernante honesto, de manos limpias, sensible a las necesidades de los que menos tienen y en contacto directo con la ciudadanía, palabra cumplida", recalcó.

Los resultados alcanzados en materia social y de desarrollo en estos tres años de servicio, son fruto de la participación decidida de las y los oaxaqueños, así como de la construcción social por la que siempre se abogó y en la que se escuchó, atendió y acompañó a la población.

El edil capitalino agradeció a las y los vecinos del Municipio, al gobernador Gabino Cué Monteagudo, a su familia, a su equipo de colaboradores, a los miembros de los Comités Municipales de Vida Vecinal, organizaciones de la sociedad civil, cámaras gremiales y profesionales que, junto con el gobierno municipal y estatal, fortalecieron el proceso de transición democrática.

"A pocos días de que el gobierno de Oaxaca de Juárez sea asumido por el presidente municipal electo, Javier Villacaña Jiménez, le deseo a él, a su familia y equipo cercano, la bienaventuranza personal y el éxito en su responsabilidad institucional", concluyó.