Remodelarán Santuario de la Virgen de Juquila en Oaxaca

Autoridades municipales y comunitarias reunieron 7 millones de pesos para construir una escalera monumental y tres aparadores turísticos y comerciales.

Oaxaca

Para poner fin al conflicto por las disputas de las limosnas que se depositan en el santuario religioso de la Virgen de Juquila, autoridades estatales municipales y comunitarias lograron reunir una inversión de 7 millones de pesos para  mejorar la imagen del centro ceremonial a donde anualmente acuden poco más de un millón de feligreses.

Se dispuso de la construcción de una escalera monumental de 10 kilómetros de longitud para mejorar el acceso de los feligreses desde la cabecera municipal hasta el santuario, además de tres paradores turísticos y comerciales.

El 22 de marzo pasado un grupo de ciudadanos se apoderó violentamente  del pedimento de la Virgen milagrosa para evitar que los recursos depositados hubieran sido utilizados de manera indebida.

Los inconformes reclamaron que durante  los últimos 29 años los presidentes municipales se apoderaron del destino de los recursos, los cuales se destinaron para financiar campañas y pagar caprichosos de políticos.

Los manifestantes exigieron que el dinero que se deposita al santuario por la feligresía se utilizara para impulsar el desarrollo de la comunidad y de la región, promoviendo el turismo religioso”.

Después de múltiples reuniones, jaloneos y reclamos se logró signar un convenio entre autoridades municipales, comunitarias y estatales para reorientar y controlar el destino de los fondos.

El secretario de desarrollo Turístico y Economía del Gobierno de Oaxaca, José Zorrilla, precisó que primero se realizó un diagnóstico de la situación, las carencias, las necesidades que apremiaban en la zona, además de que se llegó al acuerdo de sellar la bóveda donde eran depositadas las limosnas, a la par de que realizó un informe contable de las mismas.

Se estableció que el promedio de limosnas que se depositan en el sitio es de poco más de 10 millones de pesos, por lo que dispuso de una reorientación de los mismos mediante la operación de un patronato ciudadano.

Adelantó que una parte de los recursos depositados se destinaron a la modernización del llamado pedimento, resolviendo construir una vereda pavimentada, seguido de una escalera longitudinal.

Se dispuso de la misma manera crear dos paradores, además de ofrecer un remozado a los accesos y habilitar la construcción de una terminal de autobuses, baños públicos y servicios diversos. 

Agregó que se convino un fideicomiso donde el gobierno ofreció destinar un peso por cada dos pesos aportados por los feligreses y la autoridad municipal del lugar.

Sin embargo el arzobispo José Luis Chávez Botello, lo calificó como un atropello, que el pedimento se encuentre en manos del gobierno.


“Es ilegal, es una grave violación a la ley, lo que se está cometiendo en Juquila. El pedimento es de la iglesia, no del gobierno. Son limosnas de los peregrinos, y hay un disgusto de los feligreses, porque esas limosnas están destinadas para fines políticos”, afirmó.

Precisó que cada año se recaudan en el lugar poco más de 10 millones de pesos, que a su parecer se están destinando para engordar la bolsa de algunos políticos.


Las peregrinaciones


Anualmente miles de peregrinos acuden al lugar para encontrarse con la esfinge de la Virgen de Juquila, a quien le oran y ruegan para que a sus hogares envíe prosperidad, salud, amor y buena fortuna.


Desde distintos puntos, del país y del mundo,  a pie, en burro, en caballo o en bicicleta los feligreses acuden hasta Santa Catarina Juquila, un pueblo enclavado en los altos de la serranía, considerado como el santuario religioso más importante en América Latina, después del Tepeyac en la Ciudad de México.

En el sitio se pide desde matrimonio, la cosecha del año, un automóvil nuevo y hasta la paz para el pueblo de Oaxaca.


Una mujer de 70 años, llegó de rodillas hasta el templo y con lágrimas en los ojos urgió salud para Toñito que se encuentra enfermo, no puede caminar, sufre de poliomielitis.
Ella, doña Teresita, de Cuilapam de Guerrero, afirma estar dispuesta a sacrificar su vida a cambio de la mejoría de su menor.


Los barullos de los rezos también se confunden con quienes piden porque Oaxaca recobre el camino andado y haya nuevamente empleos, ese es el caso de Manuel Jiménez, un mesero que pide empleo.


Él se compromete a regresar a cumplir su manda, para que regrese al trabajo, porque con ese dinero mantiene a su madre que lava ropa y que fue abandonada por su padre que es alcohólico y drogadicto.


En los casos diversos, peregrinos de Acapulco Guerrero realizan calendas, truena cohetones y bailan en honor a la virgencita quien les ha cumplido todo lo que piden.


Veladoras encendidas de color amarillo, rojo, morado y azul demuestran la fe de los devotos, y la humildad de los mismos quienes duermen y pasan la noche en el suelo del atrio de la iglesia por ver a la santa morenita.


No faltan las flores multicolores que abanderaban la peregrinación anual del Barrio “La Soledad” de la ciudad de Oaxaca.


Algunos fieles comentaron que la inseguridad y la presencia de militares en las carreteras inhiben las peregrinaciones que a veces son confundidas por  manifestantes o por narcotraficantes.


También hay quejas por los desperfectos que tiene la carretera, las autoridades de Juquila, derivado del golpe de los huracanes “Ingrid y Manuel”.