Oaxaca, sede del Congreso Mundial de Ciudades Patrimonio

El presidente municipal, Luis Ugartechea informó que el gobierno federal autorizó 70 mdp para remozar calles, fachadas, reparar luminarias y limpiar la ciudad.

Oaxaca de Juárez

El gobierno federal autorizó 70 millones de pesos para la celebración en la ciudad de Oaxaca del XXI Congreso Mundial de Ciudades Patrimonio que se habrá de celebrarse del 18 al 25 de noviembre, confirmó el alcalde, Luis Ugartechea Begué.

El munícipe explicó que la mayor parte del dinero fase de entrega, y que de manera inicial se liberaron 27 millones de pesos, y que se encuentran a la espera de que en los próximos días se les entreguen 45 millones más, previo al encuentro.

Detalló que los recursos se utilizarán para remozar las calles, las fachadas que se encuentren dañadas, reparar luminarias y mejorar la imagen visual de las principales plazas públicas.

Informó que el magno evento será inaugurado el próximo 18 de noviembre y se espera que acudan unos 300 congresistas provenientes de 250 naciones del mundo.

El alcalde consideró que Congreso de Ciudades Patrimonio representará una oportunidad para rescatar la imagen de la ciudad y de México.

“El Congreso Mundial de las Ciudades Patrimonio es una oportunidad única e irrepetible que tiene Oaxaca para mostrar al mundo su riqueza artística y cultural y posicionarse como capital mundial de la cultura; además de que la presencia de expertos y especialistas en patrimonio y conservación, quienes compartirán sus conocimientos, nos permitirán generar diversos instrumentos de planeación para que Oaxaca sea una ciudad sustentable y vanguardista.

“Nosotros hace un año presentamos la candidatura, hicimos lo necesario para ganarla y tenemos la sede, ahora que demostrar que somos buenos anfitriones y esperemos haya éxitos para su desarrollo”, detalló.

Dijo que Oaxaca como todas las ciudades patrimonio cuenta con sus problemas que ha superado.

Afirmó que los retos a futuro son el retiro del ambulantaje, el grafitti, la basura y la inseguridad.