Reitera Núñez compromiso de castigar a los “saqueadores” de Tabasco

Al rendir su Primer Informe de Gobierno, el mandatario sostiene que hay al menos 20 averiguaciones previas para evitar que ex funcionarios disfruten “de rentas mal habidas”.

Tabasco

Al dar un mensaje con motivo de su Primer Informe de Gobierno, el gobernador de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, reiteró que a los “saqueadores” del estado no los dejará disfrutar de su riqueza mal habida sino que les espera la cárcel, luego de advertir que tienen en proceso 20 averiguaciones previas por este motivo.

En un discurso en el que prevaleció una descripción de los esfuerzos que se han hecho durante diez meses por sortear lo que el mismo Núñez describió como una “catástrofe financiera y administrativa”, el mandatario tabasqueño reiteró su palabra empeñada durante su toma de posesión, el pasado 31 de diciembre, en el sentido de encarcelar a los funcionarios de la pasada administración.

“Al rendir protesta como Gobernador Constitucional del Estado advertí que a ‘quien haya hecho privados, en su beneficio, los recursos públicos de los tabasqueños […] no les espera el disfrute de rentas mal habidas: les espera todo el peso de la ley; les espera la cárcel’. Reitero aquí que así es y así seguirá siendo, siempre con apego a la ley”, dijo Núñez en el Centro de Convenciones Tabasco 2000.

En su mensaje de una hora con veinte minutos, Núñez Jiménez informó que la Procuraduría de Tabasco tiene abiertas 20 averiguaciones previas por desvíos en la entidad, esto apenas un día después de que iniciara en el estado un juicio local en contra de su antecesor, Andrés Granier, y tres de sus funcionarios estatales.

 “Es del dominio público que a partir de marzo del año que transcurre, la Procuraduría General de Justicia se encuentra integrando más de 20 averiguaciones previas, algunas a partir de denuncias presentadas por la Secretaría de Contraloría, a fin de esclarecer el quebranto financiero que nos heredaron, para el deslinde de las responsabilidades legales y la recuperación en la mayor medida posible de los recursos distraídos”, indicó ante 26 diputados presentes, debido a la ausencia de 9 legisladores del PRI.

Ante Jorge Carlos Ramírez Marín, secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), representante del presidente de la República, Enrique Peña, el mandatario tabasqueño agradeció el apoyo de la Procuraduría General de la República, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, así como de otras procuradurías locales con quienes, detalló, “ha sido posible enfrentar la complejidad en la integración de las indagatorias correspondientes que nos permitirán actuar eficazmente en contra de los saqueadores de Tabasco”.

Debido a esta colaboración, hasta la fecha se encuentran recluidos el ex gobernador Andrés Granier Melo y quien fuera el titular de Finanzas, José Manuel Saiz Pineda, ambos acusados de los delitos de lavado de dinero y evasión de impuestos. Dentro de estas indagatorias federales, también están detenidos la ex jefa de caja de la Secretaría de Finanzas, Esperanza Mayo Martínez y el ex Director de Contabilidad, Leoncio Lorenzo Gómez.

Por delitos locales, como ejercicio indebido del servicio público en modalidad de pandilla, están recluidas la ex titular de la Comisión de Aguas y Saneamiento, Clisceria Rodríguez Alvarado, y la ex jefa de Atención al Público de la Policía Estatal de Caminos, Rosa Mélida López Villanueva.

En tanto, el sábado una juez local liberó órdenes de aprehensión contra Granier, Saiz, el ex titular de la Secretaría de Salud, Luis Felipe Graham, y quien fuera el director administrativo de la dependencia, Adalberto Cortez, por los delitos de peculado y ejercicio indebido del servicio público en la modalidad de pandilla.

El mensaje fue leído por Núñez este domingo ante unos dos mil invitados, entre quienes figuraron los ex gobernadores Enrique González Pedrero, Enrique Priego Oropeza y Víctor Barceló Rodríguez, con la ausencia de Roberto Madrazo y Manuel Andrade, con quienes Núñez está enfrentado desde el 2000. Además, acudieron el jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, y los mandatarios de Morelos, Graco Ramírez; Puebla, Rafael Moreno Valle, y Tlaxcala, Mariano González.

De igual manera, líderes de partido o corrientes como Jesús Zambrano, Silvaro Aureoles, Manuel Bartlet, Porfirio Muñoz Ledo y Manuel Camacho Solís.

Un par de horas antes, por la mañana, en sesión solemne, el secretario de Gobierno de Tabasco, Raúl Ojeda Zubieta, entregó en el recinto del Congreso el documento impreso del Informe.

En su discurso con motivo de su Primer Informe de Gobierno, Arturo Núñez reiteró que ha sido necesario “remover obstáculos, enfrentar intereses creados acumulados en el tiempo, vencer resistencias y construir soluciones y en eso estamos trabajando”.

Destacó que su gobierno ha tenido que superarse y hacer uso de la planeación y la racionalización de las estructuras, disciplina, austeridad y eficacia del trabajo en equipo para enfrentar lo que llamó “la catástrofe administrativa y financiera en la que recibimos el gobierno”.

“Como no podía ser de otra manera, poco a poco, de manera progresiva, estamos avanzando en el cometido de dejar atrás la etapa más crítica. Para ello hemos contado con la colaboración del Gobierno de la República y la solidaridad de los gobiernos municipales. Pero sobre todo hemos contado con la comprensión y el apoyo solidario del generoso pueblo tabasqueño”, destacó.

Núñez dijo que en un afán de encontrar mayores recursos han pedido a la Secretaría de Hacienda que se cree un Fondo especial para los estados petroleros, que resultaron afectados en sus participaciones por la reforma fiscal de 2008, similar al Fondo de Capitalidad que se otorgará al Distrito Federal o las participaciones que se entregarán a estados y municipios mineros.

“Los tabasqueños no pedimos más pero tampoco menos que esa retribución a nuestras aportaciones al desarrollo del país, sabedores que los recursos del subsuelo son de la nación”, matizó.

Durante su intervención explicó que este año tuvieron que enfrentarse a adeudos no reportados en la entrega-recepción ni respaldados con presupuesto para 2013 por una cantidad de 12 mil 157 millones 500 mil pesos, muchos de ellos a programas federales, lo que ha significado descuentos en las participaciones.

Adicionalmente, dijo, hay una deuda bancaria de largo plazo que alcanza 6 mil 287 millones 400 mil pesos, por lo que anunció que en los próximas días pedirá al Congreso estatal autorización para reestructurar vía Banobras el empréstito más gravoso.

Reportó que el presupuesto de Egresos de 2013 estaba programado para 36 mil 566 millones de pesos, que no alcanzaban para los 41 mil millones que se necesitan, pero señaló que con el apoyo de la Secretaría de Hacienda y gestiones ante el gobierno federal se logró llegar a un presupuesto aprobado de 38 mil 35 millones.

“El Gobierno del Estado ha hecho grandes esfuerzos en materia de disciplina del gasto para hacer frente a los pasivos heredados de la administración anterior, los cuales no fueron registrados en la cuenta pública del 2012, ni tampoco considerados en el presupuesto de egresos del 2013”, manifestó.

Derivado de estas medidas, abundó Núñez Jiménez, ha sido posible ir solventando algunos adeudos y en lo que va del año se ha pagado la cantidad de 784 millones 720 mil 89 pesos.

Aunque en su discurso resaltó la captura de 135 delincuentes y el desmantelamiento de 38 bandas, Núñez admitió que la entidad padece “índices delictivos elevados, por lo que en modo alguno puedo estar satisfecho con lo logrado. Aprovecho esta oportunidad para reiterarle a los tabasqueños que no bajaremos la guardia y seguiremos esforzándonos para garantizarles a plenitud su seguridad personal y la de su patrimonio”.