Aprueban nuevo reglamento de panteones en Tlalnepantla

Titulares de fosas deberán pagar refrendo cada siete años para mantenerlas de manera permanente y quienes no estén al corriente en sus pagos, los espacios se recuperarán para darlos a otras familias.

Tlalnepantla

El cabildo del ayuntamiento de Tlalnepantla aprobó por unanimidad el nuevo reglamento municipal de panteones que contempla la obligación de los titulares de fosas a pagar un refrendo cada siete años para mantenerla de manera permanente y la exhumación de restos de tumbas abandonadas algunas de principios de siglo para reutilizarlas por la saturación que se registra en estos lugares.

El director de Servicios Públicos del gobierno municipal, Samuel
Ugalde, informó que 10 por ciento de más de 31 mil tumbas en 16 panteones, se encuentran abandonadas; 18 por ciento no están al corriente en sus pagos de refrendo y tan sólo hay mil 900 sitios disponibles, por lo que las nuevas modificaciones establece que quienes no estén al corriente en sus pagos, la dirección de panteones recuperara los espacios para destinarlos a otras familias.

Esta decisión del cabildo se produjo luego de una serie de protestas de vecinos de tres poblados, ante la posibilidad de que los restos con más de 20 años de antigüedad podrían ser exhumados y colocados en un osario, que el funcionario atribuyó a una campaña de desinformación.

También se valora la ubicación de un nuevo panteón municipal, que
será propiedad de los habitante de Tlalnepantla y no "rehén" de una comunidad, sentenció Samuel Ugalde "El Reglamento data del año 2009, lo que este Reglamento tenía, que era un tema que generaba inconformidad, desde aquel tiempo, la inconformidad no es de ahora, el permitir solamente un refrendo que en consecuencia daba 14 años máximo de utilización de una fosa, explicó el alcalde Pablo Basáñez.

Refirió que los cambios en el reglamento se justifican debido a que administraciones anteriores habían tenido como costumbre la
posibilidad de una nueva prórroga fuera de Reglamento, lo que hicimos fue modificar el reglamento para que se adecue a la realidad.

Y añadió: lo que la comunidad venía de alguna manera observando como inconformidad era la aplicación del Reglamento vigente, no la solicitud de un nuevo reglamento. En consecuencia estamos modificando tres artículos del Reglamento vigente del 2001 y del 2008.

Para establecer la posibilidad de que cumpliendo con el refrendo este pueda darse de manera ininterrumpida".