Saquean normalistas a transportistas en Atoyac

Por 7 horas estudiantes con pasamontañas se apostaron en la autopista Acapulco-Zihuatanejo donde obligaron a automovilistas a darles monedas, al tiempo que robaban camiones de productos de ...
Futuros maestros en el momento de atracan un camión de la empresa Coca Cola.
Futuros maestros en el momento de atracan un camión de la empresa Coca Cola. (Javier Trujillo)

Atoyac de Álvarez

Instalados sobre la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo, a la altura de la colonia Buenos Aires, casi un centenar de estudiantes de distintas normales rurales del país y Guerrero, saquearon vehículos que transportaban frituras, alimentos y refrescos.

Embozados hombres y en su mayoría mujeres, se colocaron sobre la carretera federal para "botear" a los automovilistas a los que obligaban a entregar monedas, y al mismo tiempo despojar a los transportistas que llevaban productos Barcel, Marinela, Coca Cola, Danone, Bimbo y otros.

El grupo de normalistas que se cubría el rostro con un pañuelo y una gorra, llegó desde las diez de la mañana, hasta las seis de la tarde, y aunque estaba lloviendo permanecían en el retén.

La mayoría eran mujeres procedentes de la normal rural de Amilcingo, en el estado de Morelos, quienes iban acompañadas por estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa "Raúl Isidro Burgos", de Tixtla.

El grupo de normalistas dijeron ser integrantes del Frente de Normales del Estado, los cuales estaban apostados sobre la vía federal, como lo han venido haciendo en los últimos cinco años sin que nadie les diga nada, reveló un mando de Seguridad Pública de Atoyac de Álvarez.

Los futuros maestros colocados sobre la carpeta asfáltica impidiendo el paso y exigían y obligaban a todos los automovilistas dinero, a los camiones de pasajeros de transporte público federal le sacaban combustible, a los de transportistas de productos comerciales los paraban y saqueaban su mercancía.

Junto a la carretera estaba parado un autobús con una manta que rezaba "Al Movimiento Estudiantil", ahí permanecieron saqueando autobuses y camionetas comerciales que por ahí transitaban.