No meto las manos al fuego por policías detenidos: alcalde

El presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca, aclaró que no solicitará licencia al cargo por los ataques ocurridos el viernes pasado contra normalistas y el equipo los avispones de ...
Depués de los hechos en Iguala la policía estatal asumió el control hasta que llegó el refuerzo federal.
Depués de los hechos del viernes, la policía comenzó una vigilancia a los normalistas. (Cuartoscuro)

Chilpancingo

El alcalde de Iguala, José Luis Abarca Velásquez dijo que no mete las manos al fuego por los policías preventivos que permanecen detenidos en Acapulco después de los ataques ocurridos el viernes contra normalistas y un equipo de futbol.

“No tengo por qué dejar de trabajar. En Iguala, hay obra pública como nunca antes y salvo los hechos del viernes, este era un municipio muy tranquilo”, aseveró el jefe de cabildo.

Vía telefónica, Abarca Velázquez sostuvo que, la madrugada del 27 de septiembre estuvo despierto en su casa que se encuentra cerca del centro de Iguala, que nunca escuchó ninguna balacera y que pese a ello se mantuvo en comunicación con su jefe de Seguridad Pública.

“El secretario de Seguridad Pública monitoreó los reportes y no encontró nada, aunque me entero por lo que se publicó en los medios de comunicación”, refirió.

Negó que tenga considerada la posibilidad de solicitar licencia para permitir que haya una investigación imparcial respecto a lo que sucedió, pues hasta el momento lleva un buen ritmo de trabajo.

En todo caso, dijo que la Procuraduría General de Justicia (PGJE) investigue a los policías que tiene detenidos, si alguno de ellos incurrió en algún tipo de abuso, “pues que se le castigue con todo el rigor de la ley”.

En consecuencia, reiteró que no mete las manos al fuego por ninguno de los policías requeridos por la autoridad encargada de la investigación.