Llevamos más de 30 días de sufrimiento: padres de normalistas

"Les estamos exigiendo que ya no los busquen en fosas o en basureros, porque nosotros estamos seguros que están vivos", dijo Felipe de la Cruz, vocero de los familiares de los estudiantes.

Ciudad de México

Padres de familia de los 43 estudiantes desaparecidos dijeron que lo único que buscan es reencontrarse con sus hijos en la Normal Rural de Ayotzinapa, ya que llevan más de 30 días de sufrimiento.

"Ya son más de 30 días de sufrimiento, de infierno de insomnio, sin comer de los 43 padres de familia, de los compañeros caídos, de los compañeros heridos en los hospitales y que aún con todo el poder que tiene el Estado, no encuentren a nuestros muchachos", dijo Felipe de la Cruz, vocero de los padres de los normalistas.

En conferencia de prensa en el Centro Prodh, De la Cruz exigió a las autoridades federales que no busquen a los estudiantes en fosas o basureros "porque nosotros estamos seguros que están vivos".

El vocero de los padres de los 43 normalistas desaparecidos dijo que los jóvenes ya no están en Iguala, ya que el municipio está tapizado de federales.

"Nosotros estamos seguros que ya no están en Iguala (...), quién sabe dónde los tendrán y esa es la tarea de las instituciones que nos tienen que brindar seguridad en el país", indicó.

Agregó que no confían en los resultados que ha entregado la PGR y que seguirán en la búsqueda de los 43 estudiantes, en tanto no se tengan los resultados de los estudios realizados por parte de los forenses argentinos.

"No vamos a aceptar que encuentren cuerpos y cierren el caso de Ayotzinapa (...), no lo vamos a aceptar, porque si fuera así ya se pasaron de cuerpos, no son 43 solo los que han encontrado.

"Mientras no haya resultados de los estudios de forenses argentinos, nosotros seguimos en la búsqueda de los estudiantes en vida", puntualizó el vocero de los familiares.

También señaló que no aceptarán los compromisos que anunció el presidente Enrique Peña Nieto, ni confiarán en su palabra hasta que presente a los normalistas vivos.

"No vamos a confiar en las palabras del Presidente ni en los compromisos hasta que nos presente a los 43 normalistas vivos", expresó.

Reiteró que el único objetivo es encontrar a los 43 normalistas, por lo que no les interesa si el gobernador de Guerrero renunció.

"Como padres de familia no reconocemos ni nos interesa si el gobernador renunció, lo que nosotros buscamos es reencontrarnos con nuestros hijos en la normal", indicó.

En la conferencia varios padres de los normalistas tomaron la palabra para expresar el dolor por la desaparición de sus hijos.

Epifanio Álvarez dijo que hay desesperación ante la ausencia de sus hijos y calificó la búsqueda de los jóvenes como "una burla".

"Estamos muy desesperados, ya son 33 días de sufrimiento para nosotros", mencionó.

Por su parte, Melitón Ortega, padre de otro de los normalistas, señaló que a pesar de los esfuerzos que realiza el gobierno federal no hay resultados.

"Creemos que esos compromisos (de Peña Nieto) no son suficientes, a pesar del esfuerzo que está realizando, no hay resultados para nosotros, los resultados para nosotros sería significativo que nos entregue a todos nuestros hijos desaparecidos", sentenció.

Al grito de "¡Ayotzi vive!, ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!", inició y concluyó la conferencia de los padres de los estudiantes desaparecidos desde el 26 de septiembre.

Familiares de los 43 estudiantes se reunieron durante más de cinco horas con el presidente Enrique Peña Nieto en Los Pinos para abordar el caso Iguala y demandarle hallar a los jóvenes.

Tras el encuentro, familiares consideraron que los acuerdos con el Presidente eran "insuficientes", pues su principal demanda (hallar con vida a los estudiantes) no ha sido resuelta.

Peña Nieto dio a conocer en un mensaje que firmó un documento con 10 acuerdos, en los que destaca que se profundizará y en su caso se replanteará el plan de búsqueda de los 43 estudiantes, además de que se agilizarán los mecanismos para brindar la información a los familiares y otorgar todas las facilidades a los peritos argentinos.