Norberto Rivera ora por padre asesinado en Guanajuato

El cardenal Norberto Rivera oró por el sacerdote Francisco Javier Gutiérrez Díaz, quien fue asesinado el pasado martes en el municipio de Salvatierra, Guanajuato.
También toman video del acercamiento que tiene el cardenal Norberto Rivera con los fieles al final de la ceremonia eucarística.
El cardenal Norberto Rivera oró por el sacerdote Francisco Javier Gutiérrez Díaz, quien fue asesinado el pasado martes en el municipio de Salvatierra, Guanajuato. (Mónica González)

Ciudad de México

El cardenal Norberto Rivera Carrera oró hoy en la Catedral Metropolitana por el sacerdote Francisco Javier Gutiérrez Díaz, quien fue asesinado el pasado martes en el municipio de Salvatierra, Guanajuato, y le pido a sus homicidas arrepentirse y "convertirse".

Por separado, el cardenal Alberto Suárez Inda dijo que basta ya de tanta sangre derramada al referirse al asesinato del sacerdote Gutiérrez Díaz, de 60 años, miembro de la Confraternidad de los Operarios del Reino de Cristo.

En un comunicado al Pueblo de Dios, el cardenal Suárez Inda, mostró su indignación por el homicidio y dio sus condolencias a los miembros de la Confraternidad, a sus familiares y a la Comunidad Parroquial a la que servía "con dedicación apostólica. Pedimos al señor le conceda el premio a sus trabajos y perdone a quienes causaron este grave crimen".

El padre Gutiérrez Díaz fue reportado como desaparecido el lunes 6 de abril, luego de salir de su parroquia y su cuerpo sin vida fue encontrado el martes por la tarde, en un camino de terracería a las afueras de Salvatierra, presentando impactos de bala en la cabeza.

El superior general de la Confraternidad de los Operarios del Reino de Cristo (CORC), el padre José Antonio Gómez Elisea, a la cual pertenecía el padre Francisco Javier, señaló éste tenía una trayectoria de 29 años de ministerio.

"Nuestro sentimiento es de impotencia porque quienes lo han matado lo hicieron con saña, con mucho odio, y eso habla de donde estamos como sociedad en estos momentos, él era un gran sacerdote, no le hacía daño a nadie y ya son muchos sacerdotes los que están muriendo en esas condiciones", dijo.