Nombramiento de gobernador interino divide a la izquierda

El partido Movimiento Ciudadano se sienten avasallados por el PRD y el PRI. Están inconformes por la forma en que se consumó la elección del mandatario interino.

Chilpancingo

La designación de Rogelio Ortega Jiménez como gobernador interino de Guerrero fracturó la alianza legislativa que sostenían los diputados emanados de partidos de izquierda, pues el PRD solamente buscó el respaldo de los diputados del PRI para alcanzar la mayoría calificada que establece la ley.

Evencio Romero Sotelo, integrante de la fracción parlamentaria del Movimiento Ciudadano (MC) en el Congreso local, confirmó la inconformidad que generó en dicho instituto política la forma en que se consumó la elección del gobernador interino.

Explicó que de 46 diputados que integran al Poder Legislativo de Guerrero, la ley demandaba que 31 respaldaran la propuesta planteada por la Comisión de Gobierno, lo que establecía una mayoría calificada.

El bloque que impulsó al gobernador con licencia, Ángel Aguirre Rivero estuvo integrado por el PRD, PT y MC, que en el Congreso tiene de manera conjunta 26 diputados; 20 del PRD, 5 del MC y uno del PT.

Para alcanzar los 31, de acuerdo a Romero Sotelo, la bancada del sol azteca solamente buscó afianzar el respaldo de los 13 diputados del PRI, lo que de paso confirmó que para alcanzar un acuerdo se desarrolló una negociación en la Secretaría de Gobernación.

Indicó que para el MC la discrepancia con el PRD no se quedará solamente en la fijación de postura que el coordinador de fracción, Mario Ramos del Carmen fijó en tribuna durante la sesión del domingo 26 de octubre.

El albazo que se registró ese día, de acuerdo a Romero Sotelo puede escalar hasta el proceso electoral constitucional, lo que impediría que la izquierda llegara unida a la contienda en que se renovará el Congreso local, 81 presidencias municipales y se elegirá al próximo gobernador de Guerrero.

Sostuvo que la fractura fue un cálculo político bien planteado por el PRI, de ahí que hayan dado su respaldo al partido amarillo y propiciaran que se avasallara a los aliados del bloque de izquierda.

Por esa razón, anticipó que en el año que le resta a la presente Legislatura local, será muy difícil que se mantenga la unidad en el bloque integrado por los diputados del PRD, PT y MC.