“No soy un ladrón ni represor”: Carlos Reyes

Luego de marchar con una pancarta que decía: "Somos los ratas del PRD", el ex líder perredista dijo que en la reunión con líderes del MC fue un primer acercamiento para analizar las alianzas.
Integrantes del PRD y Movimiento Ciudadano fueron obligados a marchar dos horas.
Integrantes del PRD y Movimiento Ciudadano fueron obligados a marchar dos horas. (Cuartoscuro)

Chilpancingo

"No soy un ladrón ni represor", sostiene Carlos Reyes Torres, tras verse obligado a marchar en las calles de Chilpancingo, con una pancarta que decía: Somos las ratas del PRD.

Luego de acompañar la movilización de los maestros disidentes desde la parte sur hasta el centro de la ciudad, el también ex presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso local, consideró importante buscar un reencuentro con los movimientos sociales de la entidad, ya que ahí está su origen.

Respecto de cómo se dio la irrupción de los mentores en el rancho Los Cedros, en donde sostenía una reunión con los dirigentes del Movimiento Ciudadano (MC) para analizar el tema de las alianzas electorales, Carlos Reyes comentó que se trató apenas de un primer acercamiento entre ambos institutos políticos.

De la actitud de los profesores anotó: "Cuando vi que llegaban los manifestantes pensé que habría una mayor violencia, creí que iban a tratar de agredirnos y de dañar los vehículos pero no fue así; hubo mucho respeto, nos pidieron que marcháramos y marchamos".

Respecto a los señalamientos que se le dirigieron, dijo que no los comparte pero tuvo que tolerarlos.

"Yo ni soy ladrón, ni soy represor. Yo a pesar de que he ocupado varios cargos, nunca he tenido bajo mi responsabilidad varios cargos, ninguna ha sido de seguridad pública".

Respecto al desalojo del 14 de noviembre de 2007, cuando era presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso local, dijo que esa fue una decisión que se tomó en el Gobierno estatal, particularmente en la Secretaría General de Gobierno.

Respecto a la forma en que su dirigente, Celestino Cesáreo salió del lugar de la reunión, Reyes Torres negó que haya tenido que huir.

"No huyó, ya había terminado la reunión y se retiró junto con el diputado federal Sebastián de la Rosa".

Admitió que al partido del sol azteca le pesa el respaldo político que el diputado De la Rosa Peláez le manifestó al ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca a pocos días de ocurridos los hechos del 26 de septiembre.

Sin embargo, aclaró que la declaración del representante popular fue personal, no por parte de toda la dirigencia del PRD.

Misael Medrano Baza, ex dirigente estatal del partido amarillo, quien también marchó con la avanzada de la CETEG, señaló que el martes llegó aproximadamente a las 15:00 horas, minutos antes de que incursionaran los maestros disidentes.

Confirmó que los mentores irrumpieron preguntando por el diputado Sebastián de la Rosa, pero él nunca lo tuvo a la vista, porque al momento de llegar el representante popular ya se había retirado.

Justificó la actitud de los mentores, debido a que el agravio que representa el asesinato y desaparición de estudiantes es mayúsculo.