Niegan represión contra normalistas y disidentes en Guerrero

El gobierno estatal aclaró que se aplicará la ley a quienes cometan delitos, aunque reclamen la presentación con vida de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala. 

Chilpancingo

El gobierno de Guerrero negó que aplique una política represiva en contra de maestros disidentes y normalistas rurales, pero aclaró que se aplicará la ley a quienes cometan delitos, aunque reivindiquen la presentación con vida de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala de la Independencia.

David Cienfuegos Salgado, secretario general de Gobierno en Guerrero, justificó el hecho de que la tarde del martes 28 de abril, elementos de la policía antimotines hayan lanzado gases lacrimógenos a egresados de diferentes normales públicas, luego de que estos lanzaran bombas molotov en las oficinas centrales de la Secretaría de Educación.

"Lo que pasa es que hubo una protesta, esa protesta llegó al punto de la práctica de la violencia y creo que eso todos lo supimos", apuntó.

Admitió que las indicaciones para atender ese tipo de asuntos siempre salen de la Secretaría General de Gobierno, aunque los policías siempre están bajo las órdenes de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Negó que las indicaciones dadas a la policía antimotines encuadren en el término represión: "Porque si alguien llega, se presenta violentamente con bombas molotov, entonces no se trata de represión".

Indicó: "Y de ninguna manera se trata de reprimir, lo que se busca es garantizar la integridad de las personas, ustedes (los reporteros) vieron que había niños (cerca de la Secretaría de Educación) y seguramente se dieron cuenta de quienes estaban en las instalaciones".

Sostuvo que los uniformados se vieron en la necesidad de acercarse, ya que quedaron a 20 metros de las personas que irrumpieron en el inmueble.