Avispones niegan que ataque fue por venganza

Facundo Serrano, presidente del equipo Los Avispones de Chilpancingo, negó que el ataque en el que murió un futbolista de 15 años se tratara de una venganza por su triunfo frente al equipo de Iguala.
Homenaje al jugador guerrerense.
El futbolista de 15 años murió luego de que hombres armados atacaron el camión en el que viajaba el equipo Los Avispones de Chilpancingo en el paraje Santa Teresa de la carretera Iguala-Chilpancingo. (Héctor Téllez)

Ciudad de México

Facundo Serrano, presidente del equipo de futbol Los Avispones de Chilpancingo, descartó que la muerte del futbolista de 15 años David Josúe García el pasado viernes se tratara de una venganza por apuestas sobre el resultado del partido.

"Estoy en desacuerdo y desconozco ese comentario del padre del muchacho", dijo Serrano en entrevista radiofónica con Ciro Gómez Leyva. Aclaró que entiende el dolor por el que pasa Víctor Manuel García, padre del futbolista.

El padre de David Josúe García Evangelista aseguró que el ataque está relacionado con una venganza por apuestas, porque el club de Iguala perdió frente a Los Avispones, equipo en el que jugaba su hijo.

"No vimos ningún tipo de agresión por parte de la porra ni por jugadores ni directivos" del equipo de Iguala, explicó Serrano.

Dijo "no habíamos escuchado que se llevaran a cabo este tipio de apuestas. Descarto esa idea, que haya sido la apuesta", pues explicó que gente que transitaba por la carretera también fue agredida.

El futbolista de 15 años murió luego de que hombres armados atacaron el camión en el que viajaba el equipo Los Avispones de Chilpancingo en el paraje Santa Teresa de la carretera Iguala-Chilpancingo. Los jugadores habían participado en un encuentro contra el equipo de Iguala, que ganaron 3-1.

El presidente de Los Avispones de Chilpancingo dijo que se encontraba a bordo del camión cuando sucedió el ataque. Explicó que "veinte minutos de salir del estadio sucede el ataque. No tuvimos tiempo de ver si había un retén".

Serrano dijo que el director técnico del equipo se encuentra grave en Iguala y otro jugador está convaleciente luego de una cirugía de abdomen.