Niegan minuto de silencio por normalistas desaparecidos

Diputados honraron la memoria del edil de Pungarabato, por lo cual organizaciones sociales también pidieron que se hiciera lo mismo en memoria de los 43 estudiantes y al ser ignorados cantaron el ...

Chilpancingo

El Pleno del Congreso local ignoró la petición de las organizaciones sociales para guardar un minuto de silencio en memoria de los 43 normalistas desaparecidos, a 22 meses de los ataques suscitados en la cabecera municipal de Iguala.

Sin embargo, sí honraron la memoria de Ambrosio Soto Duarte, presidente municipal de Pungarabato asesinado el pasado sábado 23 de julio en el municipio de San Lucas, Michoacán.

Como los diputados no hicieron caso, entonces los activistas entonaron el himno venceremos desde la galería, lo que provocó que el presidente de la Mesa Directiva, Carlos Reyes Torres decretara un receso de media hora y se movilizara personal de la policía antimotines.

Del minuto de silencio

En el arranque de la sesión que se desarrolló este 26 de julio, el presidente de la Mesa Directiva solicitó al Pleno que se guardara un minuto de silencio en memoria del alcalde abatido la noche del sábado 23.

Los diputados acataron la indicación, se pusieron de pie y callaron durante sesenta segundos, acto seguido continuaron con el desarrollo de sus actividades.

En la orden del día estaban programadas varias intervenciones para abordar el caso Pungarabato, la primera impulsada por la fracción parlamentaria del PRD y se esperaba la participación de representantes del PRI y del Movimiento Ciudadano (MC), que también tienen casos de alcaldes amenazados por la delincuencia organizada.

... Y entonaron el himno venceremos

En galerías, representantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero (APPG), mineros de Taxco de Alarcón, integrantes de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) y la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) esperaban pacientemente a que se leyera un exhorto al gobierno federal para que se revise la Reforma Educativa.

Cuando se desahogó dicho punto, el dirigente de la APPG, Nicolás Chávez Adame se levantó desde su lugar, habló fuerte y pidió al presidente de la Mesa Directiva, Carlos Reyes Torres que se les permitiera tener una intervención.

El dirigente recordó que este martes era 26 de julio, se cumplían 22 meses de los ataques que provocaron la desaparición de 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, por lo que también se debía guardar un minuto de silencio en su memoria y de todos los asesinados en la entidad.

Como respuesta, el presidente Reyes Torres invocó la Ley Orgánica del Congreso local, que establece que los visitantes no pueden, bajo ninguna circunstancia interrumpir el desarrollo de las sesiones.

Ante la negativa, el profesor Chávez Adame comenzó a cantar el Himno Venceremos, sus acompañantes lo secundaron y con ello se opacó la lectura que realizaba en tribuna la diputada del PVEM Roxana Agrasso Ulloa.

Durante parte importante del himno los diputados no alcanzaron a reaccionar, los manifestantes casi terminaban cuando el presidente decretó un receso que se prolongó por espacio de media hora.

¡Vivos se los llevaron! Gritó una mujer y sus compañeros le acompañaron. Después hubo más consignas a favor del movimiento magisterial y de los presos políticos de la entidad.

Cerco policiaco en el recinto

Mientras el canto de las organizaciones inundaba el Congreso local, en los rostros de la mayoría de los diputados se reflejaban expresiones de malestar, la militante del PVEM, Roxana Agrasso declinó su intervención y la declaración del receso le permitió tener una salida digna.

Casi de manera simultánea, elementos de la policía antimotines tapaban algunos pasillos del recinto oficial del Poder Legislativo, entonces se manejó la versión de un posible desalojo, pero este no se llevó a cabo.

El tapon de policías, en realidad facilitó el tránsito de los diputados del salón de Plenos hacia la sala José Francisco Ruiz Massieu, en donde les tenían preparados sus alimentos.


MMR