Niega delegado del IMSS en Oaxaca negligencia

Víctor Octavio Pérez, aseguró que la mujer que perdió a sus bebé llego tarde con el producto muerto días antes y "de ello tenemos pruebas de video y análisis forenses que lo pueden corroborar".
Delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Oaxaca,  Víctor Octavio Pérez.
Delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Oaxaca, Víctor Octavio Pérez. (Óscar Rodríguez )

Oaxaca

El delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Víctor Octavio Pérez, rechazó que se haya cometido una nueva negligencia médica en el caso de la mujer que perdió su hijo en el vientre reportado en el hospital regional de Matías Romero, que se localiza en la región del Istmo de Tehuantepec.

Sin embargo, aseguró que ha cesado a cinco médicos por otros casos de desatención y fallas del personal médico de dicha institución.

"Con respecto al caso de la mujer que dice que perdió su bebe por falta de atención de nuestro personal, en el hospital regional de Matías Romero, quiero precisar que no es cierto, que es la falsa la información, porque la afectada llego tarde con el producto muerto, y de ello tenemos pruebas de video y análisis forenses que lo pueden corroborar".

Abundó que la mujer de 24 años originaria del poblado de San Juan Mazatlán, no estuvo cinco horas en espera, como denuncia, "si acaso estuvo menos de 10 minutos en las instalaciones del nosocomio donde pidió mostrando un estudio de ultrasonido realizada por un médico privado donde se observa a su bebé con el cordón umbilical enredado, la práctica de una cesárea".

Octavio Pérez, dijo estar dispuesto a cualquier tipo de revisión y auditoria que se quiera practicar, afirmando estar seguro que se hizo lo necesario, cuando una paciente acude tarde a solicitar la intervención de un médico.

"La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), nos puede realizar a nosotros una informe, y pedirnos el expediente para iniciar una investigación y la respuesta va ser siempre la misma, que cumplimos cubriendo el protocolo y que no tenemos responsabilidad en el caso".

En su denuncia pública, Francisco Domínguez, esposo de Silvia, adjudicó la muerte del producto dentro del vientre por falta de atención oportuna, pues dijo que tuvo que esperar cinco horas para que las enfermeras le dijeran que aún no era tiempo para que el bebé naciera.

Pero según el delegado, "el bebé murió en el vientre dos días antes y no hay ninguna responsabilidad del IMSS".

Refirió que el diagnóstico del IMSS fue "cesárea urgente por óbito fetal por holigodramios y presentación transverso con complicaciones de ambas cosas".

"En la cesárea se observó que el producto llevaba por lo menos 48 horas muerto, con producto macerado, es decir; rasgado en proceso de descomposición", indicó.

Con respecto al caso de negligencia médica reportado en el hospital regional de Salina Cruz, donde una mujer dio a luz en el estacionamiento del nosocomio, precisó que tampoco se configura la negligencia médica, porque la afectada no hizo caso a las indicaciones y opto por dar a luz a su bebe en su propio vehículo.

Sin embargo, abundo se optó por suspender de sus funciones a dos médicos por este solo hecho.

Sin embargo, aceptó el error médico cometido en el hospital de Tuxtepec, donde un galeno intervino quirúrgicamente mal a una mujer y la dejo sin caminar.

Según el delegado del IMSS, en dicha institución se ha reducido hasta en un 30 por ciento los casos de muerte materna, advirtiendo que no se escatima ningún recurso para salvar a una mujer que concibe a su hijo.

Reportó que en lo va de su gestión al frente de la delegación del IMSS solo se ha reportado un caso de negligencia médica, el del caso Tuxtepec, donde fue cesado el cuerpo de gobierno y al responsable de la operación.